jueves, septiembre 28, 2017

Manuel Machado - El mal poema y CASTILLA.




Este poema es de Manuel Machado Ruiz (Sevilla, 29 de agosto de 1874-Madrid, 19 de enero de 1947) fue un poeta y dramaturgo español, modernista y hermano mayor de Antonio Machado  (Sevilla, 26 de julio de 1875 - Coillure, Francia, 22 de febrero de 1939). Poeta, dramaturgo y narrador )

La canción del presente

No sé odiar, ni amar tampoco.
Y en mi vida inconsecuente,
amo, a veces, como un loco
u odio de un modo insolente.
Pero siempre dura poco
lo que quiero y lo que no...
¡Qué sé yo!
Ni me importa...
Alegre es la vida. Y corta,
pasajera.
Y es absurdo,
y es antipático y zurdo
complicarla
con un ansia de verdad
duradera
y expectante.
¿Luego?... ¡Ya!
La verdad será cualquiera.
Lo precioso es el instante
que se va.

Manuel Machado - El mal poema (1909).

Manuel fue algo libertino, amigo de la bohemia , con  simpatías a la dictadura recién instaurada de Francisco Franco.
 Con estos simples datos podemos asegurar que los dos hermanos tenían en común la poesía pero algo los distanciaba a pesar que las relaciones entre los dos fueron excelentes. Antonio murió murió muy temprano y Manuel lo sobrevivió y al parecer no hubo entre los hermanos confrontaciones políticas ni ideológicas que los distanciaron.
Fue un gran poeta y dramaturgo.
No se puede hablar de la poesía de Manuel Machado sin traer este poema que dedica a la salida del Cid y la presencia de la niña que quiere darle abrigo pero no puede y trata de explicarlo al desterrado.
Es un poema delicioso, impresionista, sientes los cascos de los caballos, la vocecita de la niña,  rubia como el oro,toda ojos azules, los destellos del sol casi abrasan y la luz que lo invade todo, el polvo , el Cid cabalga, verso que se repite como un leitmotiv, nos da la idea de movimiento.
Siempre que regreso a él me gusta más.

CASTILLA



El ciego sol se estrella
en las duras aristas de las armas;
llaga la luz los petos y espaldares
y flamea en las puntas de las lanza.

El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
el destierro, con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro-, el Cid cabalga.

Cerrado está el mesón a piedra y lodo...
Nadie responde. Al pomo de la espada
y al cuento de las picas el postigo
va a ceder... ¡Quema el sol, el aire abrasa!

A los terribles golpes,
de eco ronco, una voz pura, de plata
y de cristal responde... Hay una niña
muy débil y muy blanca
en el umbral. Es toda
ojos azules, y en los ojos lágrimas.

Oro pálido nimba
su carita curiosa y asustada.
-          “Buen Cid, pasad...! El rey nos dará muerte,
arruinará la casa,

y sembrará de sal el pobre campo
que mi padre trabaja...
Idos. El cielo os colme de venturas...
¡En nuestro mal, oh Cid, no ganáis nada!”

Calla la niña y llora sin gemido...
Un sollozo infantil cruza la escuadra
de feroces guerreros,
y una voz inflexible grita: “¡En marcha!”

El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro-, el Cid cabalga.

(Manuel Machado)

APÉNDICE:

La canción del presente TEXTO: Castilla (Manuel Machado: Alma).- La niña y el Cid (Alejandro Casona: Flor de leyenda).
IMÁGENES: Puerta de Santa Gadea de Burgos; casas y campos de Montealegre, llanuras desde el castillo de Urueña (fotos jjferia).

LA NIÑA Y EL CID

Así sale Mío Cid el Campeador de sus tierras de Vivar, y hacia Burgos se encamina. Va derramando llanto de sus ojos y mirando hacia atrás. Queda su casa con las puertas abiertas, desguarnida de pieles y de mantos, sin azores en las alcándaras. Pero a su diestra mano vuela la corneja, y el Cid se conforta con este buen augurio.

Cuando atraviesa la ciudad de Burgos lleva sesenta pendones tras de sí. Niños, hombres y mujeres a las ventanas se asoman por ver al Campeador. Todos decían la misma razón: “¡Qué buen vasallo sería si tuviera buen señor!”



De buena gana le darían albergue en sus casas. Pero el rey lo ha prohibido con severas penas. Anoche llegaron sus cartas ordenándolo así. El Cid llega a la posada donde solía parar; saca el pie del estribo y da con él un gran golpe en la puerta. Pero nadie contesta. Llaman todos con las voces y las armas. Tienen hambre, Si no se les acoge de grado lo tomarán por la fuerza. Entonces se abre la puerta, y una niña de nueve años habla al Cid desde el umbral:

—Campeador, que en buen hora ceñiste espada: no podemos darte asilo, que el rey lo tiene vedado. Si lo hiciéramos perderíamos nuestra hacienda y los ojos de nuestras caras. Sigue adelante y que Dios te bendiga. Con nuestro mal, buen Cid, no ganas nada.

Alejandro Casona Flor de leyendas: El destierro del Cid)




Con Diango ...


DIANGO.
























miércoles, septiembre 27, 2017

Que no aprendemos, así de sencillo...

La Noche Estrellada 1889.Museo de Arte Moderno de Nueva York.
Van Gohg

Quizá la única lección que nos enseña la historia es que los seres humanos no aprendemos nada de las lecciones de la historia”.
- Aldous Huxley (1894-1963)

Una gran verdad, pensemos un poquito, pasa un terremoto que arrasa con una ciudad y ahí mismo la reconstruimos, sucede con todos los fenómenos de la naturaleza, ciclones, tsunamis, tornados...

El socialismo está demostrado que fue una utopía que no funcionó y seguimos construyendolo en muchos países aunque se pasen la vida haciéndolo sin ningún fruto, desoyendo las experiencias de quienes lo sufrieron y de grandes pensadores.

Que sabía resulta esta frase :
El comunismo encuentra gran audiencia allí donde no gobierna.
Henry Kissinger.

Y tantas como estas de quien lo padeció:
"El reloj del comunismo ha dejado de funcionar. Sin embargo, su construcción concreta aún no ha llegado a caer. Por esa razón, en lugar de liberarnos a nosotros mismos, debemos tratar de salvarnos de ser aplastados por sus escombros"
Alexander Solzhenitsyn.

El hombre, el llamado ser humano, no encuentra otra solución para resolver sus conflictos que no sean las guerras, no aprendemos.
No sé con qué armas se luchara en la tercera Guerra Mundial, pero sí sé con cuáles lo harán en la cuarta Guerra Mundial: Palos y mazas.
Este científico si parece que aprendio la leccion, era un genio.
Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.

Resulta difícil encontrar frases en contra de la guerra, tal parece una conspiración en silencio. Sí vamos a la guerra y si leemos un poco de la historia veremos que los humanos se han lanzado a conflictos bélicos que han costado años y millones de muertes por los asuntos más inconcebibles. La guerra es siempre muerte, hambre, desolación.

En fin tratar de salvar a la Humanidad desde estas líneas es demasiado ambicioso al parecer pero corrobora que soy un buen ejemplar de ser humano, no aprendo las lecciones que el transcurrir del tiempo y los acontecimientos me proporcionan y eso es historia, y como representante de este planeta tendré que buscarme otro escenario para el éxito desde aquí resulta muy escuálido, a Facebook se viene a tratar otros asuntos a socializar, a contar cómo amanecimos que nos pasó o no nos pasó, en fin no creo que a todos los feibusianos estos temas les sean los más frecuentes, sería muy injusta con muchos amigos y no amigos que son verdaderos amantes de la paz, del bienestar del hombre en esta bendita tierra.
Yo no dejaré de seguir haciéndolo desde mi modesta tribuna donde cada dia salgo y me comunico con el Universo cuando hablo a las estrellas.

Imagen: Van Gohg.
Una de sus pinturas más famosas se trata de La Noche Estrellada, terminada en Junio de 1889. En la pintura se puede ver una villa idealizada por él, antes del amanecer. Hoy es parte de la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

https://culturacolectiva.com/arte/11-cosas-que-conocias-de-la-noche-estrellada-de-van-gogh/


♥ Entrada destacada

Imagina:

 Imagina: un gran escenario del gran teatro del mundo.  Imagina:  que eres una asombrada espectadora escondida entre bambalinas  s...