sábado, abril 30, 2016

Cuentos de Facebook

Foto Omar Robles: Ballet.

Me salí del libreto  I

Mientras tanto me había acercado a alguien con bigotes, tirantes y corbata:
- Eres diferente me recuerdas a un soviético de las  ex repúblicas socialistas.
 !Oh, my God!  Se sintió piropeado por la rubita presumida algo frívola para su gusto que todavía mostraba su mejor fotografía imantada en su página de Facebook. Empezó a acercarse y lo hizo con canciones que me conmovieron, empecé a hablar de política que era su tema y  no me quedaba atrás, mi asombro crecía y se sentía satisfecho y poco a poco me empecé a sentir una espía rusa y directo, nada de diplomacia al estilo caribeño, le dije
- Me pareces un agente castrista-fidelista..
Jjajajaja, sé que le gusto mi audacia aunque lo negó y siguió mandando canciones y escritos políticos llenos de contradicciones, que por momentos me parecía más desinformación que otra cosa, ya mis ímpetus de rastreadora no los disimulaba pero poco a poco me iba sintiendo como secuestrada por una persona que no hablaba el lenguaje de las rosas y menos el de la poesía que eran mis debilidades  trataba de dominarme con sus ideas incoherentes y distorsionadas de Cuba, y las complejidades de una mente que quería abarcarlo todo como la mía, empezó a apoderarse de mi un sentimiento raro que me asaltaba por momentos, aunque tratara de alejarlo... el síndrome de Estocolmo y me fui dando cuenta hasta de mis cambios hormonales cuando otro día le dije:
- Aunque seas agente de Cuba, serás mi amigo para siempre.
Lapsus mentales de los que uno se arrepiente o no, eso queda al tiempo pero una voz secreta me susurraba que le había hecho una declaración de amor.  Me estaría enamorando de aquel tozudo, fanático, cuando empezaron a llegar las más hermosas canciones que me ponían a punto de caramelo Creo que lo que me perdió fue el bigote y también se lo dije, para qué fue eso.Mi subconsciente me aconsejaba bloquearlo y lo borré.
 Me fui del libreto.

Foto Omar Robles: Ballet.

II  "El marxista- leninista"

 Cambié las migas de pan del camino por piedrecitas y llegó  el  otro, sin bigotes con espejuelos, con levita.  Mientras tanto él derretía desde su página a muchas pero yo era quien le contestaba desde mi viejo muro al que sólo regresaba para dejar notas nostálgicas en cualquier rincón .
El nuevo si era marxista-leninista, que no es lo mismo de comunista, sépase bien y ya no eran canciones de otras épocas con las que me engatusaba eran puras lecciones de los revisionistas franceses, alemanes, la madre de los tomates porque ya se había caído la URSS y el muro de Berlín, empezaron estos nuevos defensores de las utopías que el socialismo se había encargado de dejar en el subconsciente de algunos. Todo a mi alrededor lo empece rojo de nuevo, quise huir pero algo me ataba al utópico descarriado y recuerdo mis últimas piruetas para tenerlo contento y me hablara de otras cosas, ni sombra. un dia se me fue y dije estas palabras demoledoras para un hombre de los finales del 90.
-Gracias por su esquemática y simplista lección de filosofía marxista- leninista, sigue sin convencerme , para mi, el capitalismo, inicialmente teorizado por Adam Smith y muy bien perfilado por Carlos Marx aunque sus detractores lo vean como un monstruo que confundió al mundo con sus teorías, para mi es lo maximo. piense amigo que aunque usted siga considerando el egoísmo como base del desarrollo económico y justificando la desigualdad social, no comparto esas ideas como definitorias de un sistema que crea riquezas y trabajo, donde he aprendido que ser rico no es un delito y que los ricos no son mis enemigos, yo no tengo enemigos mientras tenga razones para vivir y si acumulo riquezas o no esta en mi voluntad para obtenerlo , ahora solo me interesa acumular conocimientos, soy hippie una mezcla de los años 60, 70 y 80 después veremos y se me escurren estas sabias palabras. De todos modos, le agradezco su tono, mucho más mesurado que el de sus "camaradas".
 Les juro que no fue mi intención teorizar, me había quedado vacía y estaba exaltada frente a la pantalla de mi laptop, de el solo conocía una fotografía, ni sus voz escuche nunca lo que mas me molestaba era su opinión de las causas que dieron al traste con el fin del socialismo como sistema económico- político que según un amigo mio me dijo después que solo existe un modo de producción es el capitalista aunque se declaran socialistas !Oh, my God qué enredo! Lo confieso no soy experta en estas cuestiones pero muchas veces lo parezco y he ahí otro escollo que tenía que vencer y muy segura de mi misma seguí con mi verborrea aprendida allá.
- Los acontecimientos son elocuentes ¿No cree que algo falló? Las doctrinas sociales no tienen que ser generosas, ni el Estado tiene que resolver todos los problemas termina controlandolo todo y la población  termina sometida, convirtiendo al gobierno en una dictadura y aunque asegura que el capitalismo es un sistema  de explotación, de egoístas y crueles monopolios, precisamente es el desarrollo que no se detiene y arrasa para imponerse, por eso cada día muere un venadito a manos de un león ¿no le parece cruel y egoísta que el león quiera alimentarse del ciervito? No podemos detener el desarrollo, la naturaleza es cruel. Lo que me duele que el socialismo solo conduzca a la aniquilación de las riquezas y del ser humano, convirtiéndolo en algo manejable para sus fines de poder y que esas condiciones tan crueles, se convierta en la causa de la huida de ese paraíso terrenal que nos ofrecieron y no lo encontramos nunca… huimos… a como fuera, muchos andamos por el mundo, a mí me resulta muy triste que tantos quisieran huir de la patria, incluyendome a mi.
Mi sesuda lección acerca de uno de los creadores del capitalismo Adam Smith y mi mención de Carlos Marx  me pareció que algo lo conmueve, además ya estaba enamorado y me pregunte cual seria la diferencia entre un marxista-leninista enamorado y un capitalista enamorado.
Seguro lo sabría muy pronto.



martes, abril 26, 2016

La mujer en el teatro de Henrik Ibsen, "Casa de muñecas"


"No sé si pájaro o jaula 
mano asesina 
o joven muerta jadeando en la gran garganta oscura 
o silenciosa 
pero tal vez oral como una fuente 
tal vez juglar 
o princesa en la torre más alta"

Alejandra Pizarnik.

Cuando leí por primera vez a Henrik Ibsen ( Noruega, 20 de marzo de 1828 al 23 de de mayo de 1906) era muy joven, después la vi en el teatro pero no fue hasta pasados unos años que la volví a ver que el famoso portazo de Nora me llego con toda su fuerza, hasta entonces, no había interiorizado su verdadera significación en la historia de la mujer y sus derechos humanos y civiles. Recuerdo que la Profesora dijo, es el portazo del siglo por la liberación de la mujer, por la discriminación, se trata de una obra feminista. La revolución y sus cacareados lemas se iban amontonando en mi cerebro hasta convertirlos en consignas que no por mucho repetirlas constituyeron la realidad. Mi portazo llegó muchos años después, todavía me he detenido  a pensar, muy en serio, si soy pájaro o jaula.




 En ocasiones nos convierten en muñecas que adornan la casa o en instrumentos de placer, verdaderos juguetes para el marido y los hijos muñequitos que nos hacen la vida agradable y todo el trabajo recae sobre nosotras, en ocasiones no nos damos cuenta que estamos siendo usadas y como a la mayoría de nosotras las mujeres nos gusta sentirnos queridas, agasajadas, admiradas por lo que sea si somos jóvenes y enamoradas, nos engatusan y envuelven en una telaraña de la que no siempre sabemos desenredar y huir a tiempo

Recuerdo a una amiga mía, casada con un extranjero, nada que ver con ella ni con su edad, ni su cultura, ni su aspecto, le pregunté por su felicidad y cómo se sentía al lado de ese hombre. Su respuesta me pareció muy inteligente y sobre todo auténtica, sincera cuando me confesó: " Es que a mi nadie me ha querido como el". Enseguida me vinieron a la mente los versos de la poetisa argentina, Alejandra Pizarnik, tan al vuelo para definir este estado del alma femenina. No digo que a todas nos pase pero si algunas se dejan robar los mejores años de su vida y se conforman con ser la muñeca de la casa cuyo dueño absoluto es su pareja. Veamos que sucede con Nora, la protagonista de esta obra de teatro.

 Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

 Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo.

Lectura de un fragmento de  "Casa de Muñecas". ( obra de teatro)

 Casa de muñecas fue la primera obra dramática de Ibsen que causó sensación. En la actualidad es quizá su obra más famosa y su lectura es obligatoria en muchas escuelas y universidades. Cuando Casa de muñecas se publicó generó gran controversia, ya que critica fuertemente las normas matrimoniales del siglo XIX. Aunque Ibsen negó que su obra fuera feminista, es considerada por muchos críticos como la primera verdadera obra teatral feminista.

 Henrik Ibsen "Casa de muñecas (fragmento)

 " Nora: Oculta bien el árbol de Noel, Elena. No conviene que lo vean los niños antes de que esté montado esta noche. (Al recadero, sacando el portamonedas) ¿Cuánto?
Recadero: Cincuenta céntimos. 

 Nora: Tenga una corona. No me dé nada y quédese con la vuelta. (El Recadero saluda y sale.

  Nora cierra la puerta y continúa sonriendo alegremente mientras se quita el sombrero y el abrigo. Extrae luego de su bolsillo un cucurucho de almendras, comiéndose algunas; después avanza de puntillas hacia la puerta del despacho de su marido y escucha) Sí, está en su cuarto. (Empieza a tararear de nuevo, dirigiéndose a la mesita de la derecha)

Helmer: (desde adentro) ¿Es mi alondra la que gorjea por ahí? 

 Nora: (mientras desenvuelve unos paquetes) Sí. 

 Helmer: ¿Cuándo ha vuelto la ardilla? 

 Nora: Ahora mismo (Guarda el cucurucho de almendras en el bolsillo y se limpia la boca) Ven aquí, Torvald, para que veas lo que he comprado. 

 Helmer: No me distraigas (enseguida abre la puerta y aparece con la pluma en la mano, echando una ojeada a la habitación)¿Comprado, dices? ¿Y todo eso? Otra vez ha encontrado el pajarito ocasión de gastar dinero? 

 Nora: Pues sí, Torvald; este año bien podemos permitirnos más dispendios. Es la primera navidad en la que no nos vemos obligados a andar con escaseces. 

 Helmer: Sí...; pero no debemos pecar de pródigos.

Nora: ¡Vaya! un poco, Torvald, un poquitín, ¿no te parece? Ahora cobrarás un buen sueldo y ganarás mucho dinero, mucho.

Helmer: Sí, desde el año próximo, aunque todavía ha de transcurrir un trimestre antes de que perciba nada.

Nora: ¿Y eso qué importa? Entretanto podemos vivir a crédito. 

 Helmer: ¡Nora! (se acerca a ella y le tira de una oreja bromeando)¡Siempre la misma ligereza! Supón que hoy pido prestado mil coronas, que te las gastas en estas Pascuas de Navidad, que la víspera de Año Nuevo me cae una teja en la cabeza y que... 
Nora: (poniéndole la mano en la boca) Cállate; no hables así. 

 Helmer: Figúrate, sin embargo, que ocurriera eso. ¿Y entonces, qué? 

Nora: Si ocurriera semejante cosa, lo mismo me daría tener deudas que no. "






♥ Entrada destacada

Imagina:

 Imagina: un gran escenario del gran teatro del mundo.  Imagina:  que eres una asombrada espectadora escondida entre bambalinas  s...