Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 25, 2011
Amigos, que  el Año Nuevo  haga realidad nuestros sueños y la luz del Universo  guie nuestros pasos por los caminos de paz y de felicidad. Alcemos nuestras copas,  brindemos porque el amor habite en nuestros corazones, que el planeta cada día nos resulte mas pequeño   y todos tengamos un trozo de pan y una sonrisa en nuestros labios.

La maleta

¿Quien pudiera viajar con el alma compartida en una maleta como la de Raúl Ruiz? Una parte sentarla a la mesa y decirle, no te vayas, tú ahí, espérame, regreso ahora y llevar mi otra parte conmigo por la ciudad de Batman, descontruir la sonrisa de la Monalisa, buscar a mis duendes en el río Almendrares y ligera de equipaje  ir por las calles del mundo, pensar que en el próximo anden la olvidaré  junto con  mis culpas, mis miedos a los muertos y a los locos, mis momentos de infelicidad, mis egos inflados, mis broncas internas, mis  infidelidades, mis ideas absurdas, mis amores ocultos... Entonces volveré al mar y le pediré perdón por abandonarlo sin despedirme, decirle que no lo odio porque un día quiso tragarme que lo escucho todavía en mi ventana y quiero regresar...

De vueltas con Rank Uiller, ahora hablando del séptimo arte.

A mi padre, que ahora es eternamente joven
porque no existen ángeles viejos.





Conversar con Rank Uiller a veces se vuelve un pecado, sientes que puedes husmear en las leyes ocultas de la creación, en lo infinito y desafiar las leyes de los dioses, nada humano le es ajeno y yo añado y divino tampoco, te pierdes por los senderos de la filosofía, de la sociología, del materialismo, del espiritualismo, de los filósofos antiguos a los contemporáneos y terminas diciéndote ¿Dónde estaba este cubano de origen polaco para sacarle tanto a la vida y al conocimiento? Hoy nos iremos al cine, a un cine donde desde una luneta virtual mi entrevistado nos irá mostrando al mundo de la postmodernidad, una forma de acercarnos a la realidad de nuestros días, desentrañar la historia a través del arte porque comentaremos obras que nos descubren en el concierto de la humanidad, nuestros sentimientos, emociones, conductas, estados de ánimos, conflictos sociales e individuales, mundos sórdi…

Mi ausencia...

Tu ausencia me recuerda los detalles de los zapatos mojados, de las mariposas que no querían retratarse, de la guitarra que en un rincón se  olvidaba de las notas que nos regalara cuando la ausencia no quería irse y se quedaba  enredaba en las melodías de las cuerdas cansadas.
Nuestra ausencia,  Yo…  en aquel callejón sin amuletos, sin lluvias ni estrellas frente al mar… Tú entre las piedras de los viejos edificios


de tu cotidianidad sin detalles, del beso made in China que se guarda en las vidrieras de París,
Tu ausencia de cascabel y dólares; tan concurrida como Wall Street, en días de crack financieros. La mía, tan desolada, tan llena de recuerdos y de despedidas.