Entradas

Mostrando entradas de enero 8, 2017

Vamos a guardar este día entre las horas, para siempre...

Imagen
Vamos a guardar este día
entre las horas, para siempre,
el cuarto a oscuras,
Debussy y la lluvia,
tú a mi lado, descansando de amar.

Tu cabellera en que el humo de mi cigarrillo
flotaba densamente, imantado, como una mano
acariciando.

Tu espalda como una llanura en el silencio
y el declive inmóvil de tu costado
en que trataban de levantarse,
como de un sueño, mis besos.

La atmósfera pesada
de encierro, de amor, de fatiga,
con tu corazón de virgen odiándome y odiándote.
todo ese malestar del sexo ahíto,
esa convalecencia en que nos buscaban los ojos
a través de la sombra para reconciliarnos.

Tu gesto de mujer de piedra,
última máscara en que a pesar de ti te refugiabas,
domesticabas tu soledad.

Los dos, nuevos en el alma, preguntando por qué.
Y más tarde tu mano apretando la mía,
cayéndose tu cabeza blandamente en mi pecho,
y mis dedos diciéndole no sé qué cosas a tu cuello.

Vamos a guardar este día
entre las horas para siempre.

Jaime Sabines Gutiérrez
 Fue un poeta y político mexicano,…

Caramba.

Imagen
Saludos querido Universo, tenga un buen día, aquí desde el planeta Tierra.

Hoy amanecí con el síndrome molecular, me siento una partícula y voy a defender ese derecho particular que heredé sin pedirlo a nadie.  ¿Nadie? dije Nadie ...? Eso es, debe ser  el autor de tantas  incógnitas e interrogantes de estos pobres terrícolas que ni una explicación merecen ¿Por qué no será más explícito, más camarada y como nos enseñaron el teorema de Pitágoras, nos expliquen de dónde salen las xs, las ys ... Caramba.


 Bueno, hace frío y eso es otro misterio aquí en la ciudad del Sol. El frío provoca en mi un estado inusual, soy de la tierra templada del este o del sur, no lo tengo claro, del continente y eso me hace sanguínea, latina, así que cuando el frío entra en la configuración de mi hábitat me da por pensar en grande, por lo menos a mi me lo parece. Caramba.


Amaneci pensando en esas cosas que nos enseñaron bien en nuestra infancia donde quiera que te metieras ahi, ahi con el cartelito, si recib…