jueves, octubre 26, 2017

Quédate...






"No quiero que te vayas, quiero guardar la noche, necesito de tu voz, necesito de tus palabras, de tus promesas, de tus risas, quiero que la ciudad me regale tu imagen para colgarla en mi alma.

No quiero que te vayas, quédate te llegarán mis besos en las mañanas y en las tardes cuando el sol se vaya, te regalaré una rosa a cambio de tus caricias en la madrugada y las sábanas se llenaran de nosotros."





"Edelmirita". Fragmento.

Comentario
Hay días que  estoy de un romanticismo desdentado y caduco pero no puedo negarme, desmentirme, así soy de acontecida...  Y entonces me acuerdo de ciertos personajes que he dejado sueltos y voy en su busca y hasta conversamos y me echan en cara su abandono en el minuto exacto donde nace al instante mágico del milagro que los dioses regalaron a los terrícolas y yo los dejo enganchados en un párrafo o  escondidos dentro escenas en un libro carcomido por el tiempo, en las sombras, con caras de locos, payasos y diablos danzantes en una rueda rota de lazos negros y magendas.

 Me reprochan que si estaban en el momento exacto a la hora adecuada  No es el caso porque quien se dirige al público es el personaje principal, la bella y febril Edelmirita , la pueblerina que a diferencia  de otros sujetos, si está en el lugar adecuado y a la hora donde nacen los duendes ebrios con zapatos rojos  alentándose de sueños que forman parte del pecado de esa sinfonía que nos estremece y el amor nace desde el sacrificio en las madrugadas frías y nos llegan el olor de las rosas y el resplandor de las estrellas.

Y me conmueven y pienso que yo les he dado vida y debo alimentarlos con mis fantasías que no me pidieron nacer y entonces los abrazo y comenzamos de nuevo la función, ellos me cuentan sus historias y flaquezas, yo me quejo del tiempo y de mi familia que está celosa de su existencia y en un acuerdo tácito los pongo de nuevo en escena donde los arropo y salen al mundo llenos de vida nueva, a enfrentar sus demonios, llenos de pasión, de vehemencia y regresan a los momentos fugaces que convertimos eternos.


♥ Entrada destacada

Imagina:

 Imagina: un gran escenario del gran teatro del mundo.  Imagina:  que eres una asombrada espectadora escondida entre bambalinas  s...