Entradas

Mostrando entradas de enero 17, 2016

Wicked, memorias de una bruja mala', de Gregory Maguire

Imagen
La bruja del Oeste (Wicked) de Gregory Maguire, astuta novela de fantasía para adultos que nos remonta al Mago Oz ambas brujas son verdes y le  tienen miedo al agua, de la Bruja del Oeste sólo sabemos que es mala y es verde Pero ¿por qué alguien decide ser malo? Veamos lo que nos cuenta el autor.

"La niña es verde –susurró Nana confidencialmente-. Quizá no lo hayas notado, atraída por su calidez y su encanto. Sabemos muy bien que la buena gente de Rush Margins jamás se fijaría en un detalle como ése. Pero como es verde, la niña es tímida. Mírala. Parece una tortuguita asustada en primavera. Necesitamos sacarla al exterior y alegrarle la vida, pero no sabemos cómo hacerlo."(fragmento)

"Es por convicción religiosa que te mantienes siempre tan seca, Elphie? –le preguntó una vez Boq.
-Ya te lo he dicho antes. No entiendo la religión; en cambio, el concepto de convicción es algo que estoy empezando a asimilar. En todo caso, cualquiera que tenga una auténtica convicción reli…

Los clones, nueva narración de la serie, “Cuentos para internautas.

Imagen
A G-i, muchos la siguieron hasta el frente de los Martínez, no quería aislarse y para la vieja casona se dirigió, dicen algunos vecinos, que quiso hacerse un exorcismo de su alma para fortalecer su ego, por lo menos eso empezó a murmurarse entre los clonados, luego confeso que no se había hecho nada pues su alma estaba bajo la infuencia del Planeta Marte que giraba en esos momentos por la orbita de Venus que en esos días la visitaba.

Hay que advertir que hubo dos formas para la clonación, la científica, con los rigores del laboratorio y la otra ambulante y callejera, lo que diríamos los cubanos, el clon por la libre, dicho más claro eran clones de las orillas, casi siempre venían convoyados por otros clones mas fuertes, fabricados en China., nada que ellos mismos se clonaban, interesantes algunos de ellos empezaron a parecer personajes de las formas mas increíbles, una nueva moda dentro del mundo civilizado de la posmodernidad, así marchaban las cosas cuando aun no se habían descubiert…

Tu recuerdo…

Imagen
".. la palabra humana es como un caldero cascado  en el que tocamos melodías para hacer bailar a los osos,  cuando quisiéramos conmover a las estrellas."

No tuvo valor, aprendió que no vale deshojar margaritas, ni aullar en las noches de lunas, que el misterio está en el camino cuando lo confundimos y nos desviamos y seguimos de largo.
Aquel día, sintió que un susurro le arañaba la piel y se dijo es el gato del vecino, no puede ser él y caminó hasta el callejón donde van a parar todos  los sueños y los cantos de los piratas y allí supo que las fantasías no se irían nunca de su lado y quiso quedarse enredada en ellas para siempre.

 Había vivido entre duendes y aparecidos, en castillos inventados, en la soledad y en el silencio de los libros, donde ella encontraba todas las voces, a sus personajes, todos los misterios y aventuras que la rodearon siempre, él seria todo eso y mucho más, le atribuiría todo lo que había aprendido en las noches cuando a escondidas buscaba la complicidad…

"Rayuela": el lector como protagonista.

Imagen
Todas querían ser esa mujer despeinada que nadaba en ríos metafísicos, 
mientras, expectante, los ojos de Oliveira esperaban que el azar estuviera de su lado
 para ver su silueta cruzar el Pont des Arts. Ella era capaz de romper los puentes parisinos
 con sólo cruzarlos.


"Y así me había encontrado con la Maga, que era mi testigo y mi espía sin saberlo, y la irritación de estar pensando en todo eso y sabiendo que como siempre me costaba mucho menos pensar que ser, que en mi caso el ergo de la frasecita no era tan ergo ni cosa parecida, con lo cual así íbamos por la orilla izquierda, la Maga sin saber que era mi espía y mi testigo, admirando enormemente mis conocimientos diversos y mi dominio de la literatura y hasta del jazz 'cool', misterios enormísimos para ella. Y por todas esas cosas yo me sentía antagónicamente cerca de la Maga, nos queríamos en una dialéctica del imán y limadura, de ataque y defensa, de pelota y pared. Supongo que la Maga se hacía ilusiones sobre mí, deb…

" Déjame ver como ven tus ojos.

Imagen
Mis rezos…
como una despedida innecesaria
así es la vida
por eso arrodillada rezo
por la resurrección de algún santo
por las palabras que no debo decir
por las noches de mis miedos
por el perdón de mis pecados
por los besos que dejé de dar…
por los días que dejé de soñar.

 Siento en cada huida  que algo se va también, es vacío, no es la solución, es escapar, no saber cómo enfrentar el miedo, cerrar los ojos, dejar atrás abrazos, mimos, besos de quienes te quieren bien y aún de los que no te quieren ...

Decir adiós sin despedidas, duele pero es la única opción cuando los ojos no te dejan ver y el alma se atraviesa al placer que me provocan las voces, las palabras que cobran vida cuando viajan por las redes, se quedan colgadas y vienen con sus connotaciones punzantes que a veces duelen y queman, en la primera rendija vuelvo a casa, a mi cueva y Maga que no entiende del por qué del regreso, se echa a un lado del sofá, invitándome a tomar mi sitio, yo la entiendo, es un lenguaje cómplice …