sábado, marzo 30, 2013

Un poema de la poetisa María Miró.




Estás escribiendo bajo los efectos, no diría del alcohol, estas embriagada de poesía, si de esa que leemos a diario, de la soledad, de los besos, de las manos que se pierden por el cuerpo hasta llegar al justo instante de la pasión, acudiste a Fausto, tal vez no te entendió, vislumbraste  acuarelas, pensaste en la pasión de un día, cuando “ desaparecen las piernas y los muslos”, en los caballos, en el agua, que bella imagen para el marco de tu poesía pero no es ésa la que te emborracha, hay veces que necesitamos echar a un lado las musas y encontrarnos con nosotras mismas , yo diría ir en busca de la poesía que a veces no podemos escribir y nos buscamos una copa y le decimos al corazón, dale, dale tú ahora... entonces se nos cae la Luna, llora el farol y buscamos más hielo y el vaso hasta volver el poema que quisimos escribir... me gustó mucho, mucho... 


 “Tomé un vaso…borracha”
              (María Á. Mirò….marzo / 2013)
                
Tomé un vaso, y  él, con su alcohol,
Hizo  mi mente volar…
Si estaba lo que dicen “borracha”, pues sí,
Lo estaba…¿y por qué no había de estarlo?
¡Cuántos acertijos!¡Cuántas acualeras vi!
A mi lado un color, que se alejò…
¡Y, aún a mi lado, se alejò de mi iris!…
Y le regalé una canción a Fausto…
(¡Pobre Fausto que me atendió; y me entendió!)
Y comencé a escribir,,,no sé si hice bien…
Creo que jamás lo sabré…pero lo hice;
Y pensé… ¿de qué vale la pasión de un día?...
¡Cuántos poemas escritos sobre la pasión;
He leído tantos!…
¡Ellos hablan de la boca; del beso que trae agua;
Y  del roce de las pieles que viajan
 A extraños lugares;
De un aceite que rueda, y te victimiza;
¡Claro que lo conozco…es muy suave!
De los senos que saltan; de los senos
Que desean unas burbujas únicas;
Del tacto exacto; ese que comienza
El manjar;
Del corazón que se multiplica, y
Desaparecen las piernas…y los muslos,
Y se riegan unas gotas del jardín
Más cercano;
El cabello va al mar, para lustrarse
Del agua más hermosa;

…¡Còmo cae la luna en mis recuerdos!;
…¡Còmo se asoma un farol, que llora!;
…¡Còmo se acaba el vaso, y se vuelve a llenar!;
…¡Còmo rechazo el beso como trozo de hielo!
…¡Còmo soy yo, enlazada, de lo que no recibo!

viernes, marzo 29, 2013

Un día más con Yoaní Sánchez.



Amanecí entre mis enredos y fantasías con un Sol que hasta ahora no se ha puesto farruco, ahí brillando muy juicioso. Mateo que ya se acostumbró a los patos, a los pajaritos, a las lagartijas aunque como a Platero le gustan las mariposas amarillas y cuando las descubre casi quiere volar, lo regaño y sigo pensando en las musarañas, en el nuevo Papa, tan humilde; en los coreanos haciendo de las suyas y los EE.UU. enseñándoles los dientes, mejor sus aviones; en Chávez que ahora es un Santo y está ascendiendo a los cielos; en Yoaní Sánchez que llegó a Miami, directo a la ermita de la Caridad del Cobre. ¿Tendrá razón mi amigo?


Una musaraña alada

Sigo pensando en la luz propia de Yoani, no quiero que se me desvanezca como me ha ocurrido con otros, que de pronto se van perdiendo de mi horizonte. No, no me pasará, es lista y hay algo en ella que casi, casi envidio, yo no lo hice, ella se atrevió a denunciar al régimen desde la isla.


Ojalá toda este escenario mediático que la rodea no roa su alma y se envanezca y pierda ese toque de ingenuidad y de seducción que la adornan, estos performance, suelen ser muy dañinas para los seres humanos tan dado a las lisonjas y a los aplausos, porque muy pocos logramos escaparnos, son nuestros demonios traviesos y escurridizos que nos visitan, mimosos y elocuentes nos empujón e irrumpen. Esperemos que sepa exorcizarlos con rapidez y no pierda la ternura y sepa cerrarles la puerta a tiempo.

miércoles, marzo 27, 2013

María Calas en Medea, fragmentos de cartas de la actriz y cantante al realizador Paolo Pasoline







Las cartas suelen ser un monólogo donde hay que tener en cuenta a la persona a quien va dirigida , en estas cartas de María a Paolo pareces escucharlos a los dos, están escritas más allá de las palabras que se entrecruzan.






"Te escribo desde las nubes. Esto parece, de verdad, un hermoso tapiz, tan suave que se podría caminar sobre él. [...] El espíritu vuela donde quiere. Nadie le da órdenes al espíritu. Por lo menos no al mío, ni al tuyo. Es una gran fuerza, Pier Paolo, ¿no lo crees? [...] Cuídate. Intenta tener paciencia con los débiles como Alberto. Sabes, querido amigo, verdaderos amigos no he encontrado muchos, por no decir ninguno. Tú, en cambio, piensas que sí –lo siento—, pero ya verás con el tiempo... Respeto tu verdad y tu sinceridad. Estamos muy ligados espiritualmente, hasta diría como rara vez uno puedo estarlo con alguien. Es algo raro y hermoso. Es preciso que dure. ¿Y qué significa que dure? [...] De hecho, Alberto no me convenció nunca –perdóname— estoy triste por ti porque sufres, él era uno de tus amigos. Pero como dice Dante: “Mira y continúa tu camino”. Tú eres mejor que ellos. Sé que todo lo que te digo no son sino palabras y las palabras no son más que palabras. Pero pienso en ti y en tu salud."
5 de septiembre de 1971









"La calma que me atribuyes la tengo de verdad. Me la he impuesto. (...) Me hice a mí misma y me construí, sola, el lugar que tengo en la sociedad, el respeto. Por supuesto, como tú dices, estoy sana, y eso es verdad, pero sé también que el orgullo me salva de muchas cosas. Hoy es la ruta más difícil por seguir, pero, a la larga, la única. No espero nada de nadie o sólo raramente un poco de amistad, lo que es mucho, pero puedo también quedarme muy a menudo sola. Me siento bien conmigo misma, sólo me traiciono pocas veces. Me dirás que sermoneo. No, P.P.P. Me da pena verte sufrir. Dependías por entero de Ninetto y no era justo. Ninetto tiene derecho a vivir su propia vida. Déjalo hacer, trata de ser fuerte. Debes serlo. Todos hemos pasado de un modo u otro por lo mismo. Sé el dolor inmenso que eso representa, quizá estoy más desilusionada que otros. Ciertas palabras no pueden consolar. Lo sé. Me hubiera gustado que sintieras la necesidad de venir a verme, pasar esos cinco minutos difíciles, pues sólo se trata de 5-10 minutos de dolor atroz, después el dolor se mitiga, pero no has sentido la necesidad de mi amistad y eso me apena. Pero comprendo también tu reacción. (...) Te abrazo fuertemente, con todo mi afecto y soy siempre, créeme, tu mejor amiga (quizá es una presunción de mi parte).




domingo, marzo 24, 2013

Secretos y pecados desde mi laptop.




No eres un monje, ni un héroe, ni un mendigo, eres un invento, un producto de mi imaginación. Por eso no puedo borrarte de mí laptop cuando muevo el ratón.
 Te pienso y cuando no te asomas, no importa si  estás en el metro, en una calle, en el rio o en tu balcón, te apareces siempre en algún dowloads  lleno de besos, abrazos, adioses, olores y caricias que escondo en mi laptop.
Por eso en la mananas, en las tardes o en las noches, si te presiento triste o cansado, te envió un cuento, tal vez  algunos versos improvisados y los echo a la red.
Entre besos y mimos bendigo a mi mejor invención y pienso en la inmortalidad y en las cosas sagradas, en pecados y secretos, en los miedos al gato negro, al beduino que cruzó el puente, en los claveles amarillos que se llevó el rio, en el candor de los centuriones, en las olas que llegaron con la marea, en mis manos infantiles que mueven mi ratón, en el rostro sepia  y los zapatos rojos que me inventé para ti.

♥ Entrada destacada

Imagina:

 Imagina: un gran escenario del gran teatro del mundo.  Imagina:  que eres una asombrada espectadora escondida entre bambalinas  s...