jueves, enero 26, 2012

De todo un poco, comentando…




 “Toda lengua es un templo en el que está encerrada
 el alma del que habla”
Oliver Wendell Holmes (1809-1894) 
Poeta y humorista estadounidense.


No quiero identificar la cultura con lo chabacano y vulgar cuando hablo por ejemplo de la palabra “acere”, ésta surgió en un ambiente de mal gusto tal vez, aunque su origen es de carácter religioso entre las culturas africanas llegadas a Cuba con los esclavos, un acere es un hermano, un amigo, alguien muy cercano , según los religiosos y con ese mismo significado se fue infiltrando en un momento de nuestro devenir por el tiempo, se fue adueñado de los hablantes pero en la medida que nos identificamos en ella, la fuimos purificando y cuando salió de los barrios llegó, a las casas de familias y lograba la comunicación, llegó a las universidades y allí la usaron  los estudiantes se fue identificando con una nueva forma de expresarnos, eso forma parte de nuestra cultura porque hay que tener cuidado con los significados de las palabras y no usar siempre el mismo para todo, discriminando a aquellas que por su origen , a los oídos más puritanos les parezcan algo asi como bastardas, salidas de las orillas, las palabras siempre son mágicas, salen a la luz como el brillante del carbón, nada de remilgos puritanos para tal vez aparentar lo que realmente no somos, si bien resulta desagradable el lenguaje vulgar, cargado de palabras oficialmente malas, también el alarde de culteranismo resulta extravagante y afectado.

 La lengua corre a prisa, nosotros atrás pisándole los talones, es viva y el creador está en el conjunto que sin previas consultas salen a la luz y se imponen y triunfan y pasan a formar parte de la cultura de una nación porque es lo que nos identifica ya sea salida de los tugurios o de la pluma o el lienzo de un afamado artista, lo que al correr por el mundo todos dicen es cubano. No entro en sus otros conceptos porque me interesa destacar este de cultura nacional. El ejemplo del manisero, un pregón popular que un artista elevó a canción (Moisés Simmons) hoy es casi himno para identificarnos por el mundo. No quiero parecer pedante y hasta perdón les pido por estas majaderías pero me gusta el tema y si a algunos les gusta podemos hablar y enriquecer lo que estoy diciendo.

 El  arte no es otra cosa que el minuto mágico cuando se produce el milagro, llega el artista y convierte en arte todo lo que toca y lo rodea pasa a formar parte primero de su cultura, de sus raices y  luego del universo… porque en el arte, el artista recoge de la realidad sus imagenes y no puede escapar del embrujo de las palabras y caer en pedanterias intelegibles para muchos porque el arte es para el consumo de la mayoria en estos tiempos que van a prisa y nos llega acabadito de salir por todas las fuentes informaticas que existen , nunca el arte estuvo mas al alcance de todos, las elites existen pero deben recoger del mundo que nos rodea y compartir con todos los habitantes del planeta.

lunes, enero 23, 2012

Homenaje.


Nuevas tierras no hallarás, no hallarás otros mares.
La ciudad te seguirá. Vagarás por las mismas calles. . .
Constantino Cavafis.



Los duendes del lente deambulan por la ciudad y todo lo convierten en arte, el lente se transforma en pincel y van fragmentando el tiempo, convirtiéndolo en duros pedazos de cemento y rostros que pasan asustados, caminan desde su espacio en un tiempo que detienen como si quisieran huir de la realidad, no retratan, transforman el espacio donde vivimos, sin escandalizarnos entran en sus grafías y recrean el escenario del que nos apropiamos desde un mundo real al que han ido despojando de su realidad y nos lo ofrecen,  desde la visión del artista que se para frente y la ve desde sus propios ojos donde muchos se ven reflejados. Son las ciudades de los poetas,  desde el antiguo mundo del poeta azteca Nezahualcóyotl, Neruda, José Martí,  Federico García Lorca, Julio Cortázar, Juan Ramón Jiménez, de la que hablara Witman, como en un exorcismo desde una visión del arte de la contemporaneidad.  Happy New Year, feliz Navidad.

“Fue un encuentro decisivo en mi vida”, dijo el poeta chileno Pablo Neruda cuando conoció la ciudad inca en el año 1943. Así fue que escribió un poema llamado “Altura de Machu Picchu”, como parte de su poemario “Canto General”.




“Entonces en la escala de la tierra he subido
entre la atroz maraña de las selvas perdidas
hasta ti, Macchu Picchu.

 Alta ciudad de piedras escalares,
 por fin morada del que lo terrestre
no escondió en las dormidas vestiduras.
 En ti, como dos líneas paralelas,
 la cuna del relámpago y del hombre
 se mecían en un viento de espinas



Constantino Cavafis
LA CIUDAD
Dijiste: "Iré a otra ciudad, iré a otro mar.
Otra ciudad ha de hallarse mejor que ésta.
Nuevas tierras no hallarás, no hallarás otros mares.
La ciudad te seguirá. Vagarás
por las mismas calles. Y en los mismos barrios te harás viejo
y en estas mismas casas encanecerás
Siempre llegarás a esta ciudad. Para otro lugar -no esperes-
no hay barco para ti, no hay camino.

♥ Entrada destacada

Imagina:

 Imagina: un gran escenario del gran teatro del mundo.  Imagina:  que eres una asombrada espectadora escondida entre bambalinas  s...