Entradas

Mostrando entradas de septiembre 4, 2011

Cuentos de familia.

Imagen
Es una síntesis de una historia donde se van cerrando los capítulos con las muertes, mi idea es sentir como esta historia que marcó toda una vida el tiempo la reduce a simples palabras, en este caso, casi humor negro, que solo queda en el recuerdo de algunos... TIA NENA...  ¿Cómo se llamaría Yeyo González? Siempre me lo pregunto yo; todos, Yeyo para aquí y Yeyo para allá, decían por el pueblo que tenía mucho dinero. ¿Sería verdad? El bautizó a una tía mía, sí que era viejo ese Yeyo… pero eso no importa ya... porque Yeyo se murió. En un tiempo cortejó a mi tía Nena, la más linda de mis tías; ella también se murió. Mi abuelo no lo quería, eso lo supuse yo; él también ya se murió, ella se casó con otro al que  conocí yo; él también ya se murió. Mi tía vino para La Habana; su marido se murió, de eso sí me acuerdo yo. Entonces Yeyo volvió, venía con un ramo de rosas, pero un gato lo asustó; quería casarse con ella, de eso sí me acuerdo yo; ella me lo contó. Los tres hijos que tenía se opusieron…

Armando Araya García y etapas de su vida en Cuba y en el exilio parisino.( 1 )

Imagen
“Etapas 

El polvo es un reloj de arena inmenso 
descubierto en el rastro de tu dedo 
sobre la portada del libro 
desde la última vez 
hay tantas últimas veces 
como recuerdos 
vértebras del gran amuleto 
disimulador de malos presagios 
escaramuzas que emigran contigo 
a cada momento 
perpetual añoranza 
de granos sonrientes 
perdidos en estertores de buen prójimo 
dilapidan su única fortuna 
sin percatarse de esa lluvia fina 
nos cubren sus partículas de pasado 
segunda epidermis 
con grieta en cada partida 
donde quedan segmentos de tiempo 
que nadie puede nombrar 
simples porciones de polvo 
nuestras etapas 
vaivenes de distancias 
por eso no me asombra 
que tú y yo 
como todo 
estemos llenos de adioses.
Armando Araya García.
Del libro A UNA ESPALDA DEL TIEMPO

Gini Miguez Lima  Tu universo poético acaricia al tiempo y como Machado nos recuerdas "todo pasa y todo queda". Ese reloj guarda un misterio, tú lo llamas dualidad, yo lo vislumbro como un encantamiento, que aprisiona y va contando uno a uno nuest…

Con Armando Araya García, recordando a Lezama en su centenario.( 2 )

Imagen
(Fragmentos de las conversaciones)
Este encuentro informal se produjo antes de entrar en los temas más serios, me gustó traerlo a manera de juego virtual, invitaciones, paseos por La  Habana, el Lorca, ocurrencias a lo que no podemos escapar sin regresos por eso siempre volvemos. Conversación con la frescura de la espontaneidad por eso  se las quiero regalar. Al sabio de Trocadero no lo pudimos dejar atrás .Oiremos  a mi invitado lo que allí nos dijo...


 Gini Miguez Lima---Señor Araya, su té está servido al estilo de mi preferencia, té negro, con zumo de naranja agria y miel de abejas...Ah, bien frío. Si, el señor lo desea de otra forma sólo le toca decirlo y será al momento complacido. Saludos  Armando Araya García---Señora Miguez, su té es magnífico, honra a su buen gusto, del que tenía referencias en literatura y ahora en el arte de la mesa. Porque aunque sencillo parezca, es infusión que exige refinamiento para lograrse, la exquisitez del suyo, tan particular, en su regodeo del liger…

no estás...

Imagen
Ya no estás, ya no te siento
tu sonrisa que me la traía el viento ya no la tengo. Te fuiste…ya no estas, ya no te escucho. Ahora solo el silencio de tu voz lejana de otros tiempos.
Te buscaré en la sonrisa del viento, en  esos  raros momentos en que aunque no te vea  y tu sonrisa solo exista en el firmamento, te siento,  amor… te pienso…  Ya no estas, ya no te siento, tu sonrisa que me la traía el viento ya no la siento. Te fuiste…ya no estas, ya no te escucho. Ahora solo el silencio de tu voz lejana en la sonrisa del viento,



(c) geornina miguez lima