jueves, octubre 15, 2015

Una flor...


Una flor.

Hasta llegué a creerme a creerme cosas y a vivir en un gajo, no ya debajo de la mata de aguacates, ésa se quedó allá.

 Me gustaba su apellido porque me era fácil
decirlo a pesar de la R... nunca supe como llegué a enterarme o quién me lo dijo. Bobadas... pensé y salí en busca de azucenas.

 Alguien que no me había visto por el barrio, evidentemente , se me acercó con algo en las manos, sentí miedo, era un desconocido, aunque sentía a cada momento que me confundía con alguien. Me han reconocido, pensaba , mientras caían las primeras gotas de lluvia y mis azucenas se retorcían.

 Me dijo algo, eso solo lo he leído en el libro de cuentos de Karen Blixen y hace tanto.

 - Pero si yo no he dicho nada, caballero, que bobadas son esas ?
 No me creyó...
- Caballero, caballero, no se vaya...
-  Eres de algún libro de cuentos... ?
- Tibio, tibio...
- De la guerra?
-Tibio...
-Del mas allá?
-Frío, frío... jajaj
_ Del cielo?
Caballero,caballero...  soy real... soy yo... yo la del puente... míreme bien... yooo...  vengo de Comala y le traje esta flor...



♥ Entrada destacada

Imagina:

 Imagina: un gran escenario del gran teatro del mundo.  Imagina:  que eres una asombrada espectadora escondida entre bambalinas  s...