Extrañándote…


Magdalena

Para no extrañarte me inventé todo un cuento.

Soñé con un cementerio de peces hambrientos,
con Cuasimodo haciéndome un cuento.
Con la foto del Sapo glotón
 y del rey Salomón.

Con lagartos de palo cantando silencios,
con el tío Juan recitando sus versos .
Con la liebre verde cojeando en el puerto
y las brujas de Salem pisando mis huesos.

Con el viejo Dámaso riendo sin dientes
con camellos en las selvas gruñendo .
Con eclipses de girasoles danzando en el tiempo
y el Guije del río lavando canciones,

y como no dejé de extrañarte,
soñé que había muerto.


georgina miguez lima ©.

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.