Quédate conmigo

No quiero que amanezca.
No quiero que la luna
se marche a otra ciudad.
No quiero que el viento
se lleve tu nombre.

No quiero la eternidad,
me conformo con aquel día
que te sentí llegar.

No quiero que te vayas
quédate en este lugar
donde los sueños
se visten de besos,
y las lagartijas son
 malvas y rosas
y hay duendes de ámbar
para apagar la noche.

No te vayas…
Celebraremos juntos
la llegada del día 
y haremos un poema
a los que nunca volvieron
quédate en este lugar.

georgina miguez lima ©.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

❥ Viento negro, luna blanca. Noche de Todos los Santos¨Juan Ramón Jimenez..

Gracias, Oscar Pérez, por ser un hombre del milenio, que nos has demostrado que los avances tecnológicos van mas allá de un selfie