Canto para un poeta.

        A Jimena, mi gatica que está en el cielo.


 Desde el fondo de tus ojos las estrellas me miraban, se reían, se burlaban de mi inocente mirada que quería hacerte un cuento y encontrarme con el viento.
La luna bajó un momento y me dijo este secreto:
 -- Deja ya la fantasía y no busques más inventos, aprende y escribe un poema al Poeta o sale un muerto.
Me asusté. . .  vi unas estrellas coqueteando con el viento, me sentí sola en la noche.
-- ¡ Por Dios que infeliz me siento!
 Me volví a las estrellas y les quise hacer un cuento:
 Había una vez un poeta que quería ser un Dios.  Escribía sus poemas, vino un hada y los robó. Él poeta se puso bravo y se lo dijo a Dios, pero no le respondió... entonces fue con el viento y éste si le contestó:
-- El hechizo de estas palabras...htbdanjhhdsautracvnohbdkkkkkk...te darán la solución
Se encontró una Gatica que lo malcrió.
--- Eres el mejor poeta... eres un Dios y él se lo creyó.
La Gatica era traviesa y jugaba con el Sol. Ella era la hechicera que le había mandado Dios… Las estrellas se durmieron...y ella nunca despertó y este cuento se acabó.

georgina miguez lima ©.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

❥ Viento negro, luna blanca. Noche de Todos los Santos¨Juan Ramón Jimenez..

Gracias, Oscar Pérez, por ser un hombre del milenio, que nos has demostrado que los avances tecnológicos van mas allá de un selfie