Edelmirita V

 "Amores prohibidos, escondidos tras los candelabros,
 besos heridos, maldecidos por la cruz y el castigo
de un mundo cerrado al amor y a los deseos."


 La tarde que trajeron el cadáver del hijo de Ramona al pueblo para velarlo en la casa sin que nadie los convocara no faltó ni un solo cristiano que no se asomara al ataúd, decían que apestaba por los días que anduvo por el camino hasta llegar a Villarroya. Nunca se supo el nombre del hijo de Ramona, solo el día que lo mataron, se llamaba Goyito Santisteban Iturriaga, también se supo que no era su hijo, cosas que se esconden en las memorias de los acontecidos personajes de esta fábula.
 Ese día se le vio por el pueblo y fue otro ingrediente al ritual del muerto ¿Qué la hizo asistir a la ceremonia del hijo de Ramona? Era un muerto no santo, no, que a mí me lo contaron, a él lo asesinaron en Oriente, por eso el traslado y el olor a muerto bien muerto, olía a crimen, a odio, a esos malos sentimientos que acompañan  a los cadáveres cuando mueren de muerte violenta.  Pero dejemos a los muertos y sigamos con los vivos.
 Edelmirita casi se transformaba a los ojos de los azorados vecinos, aquella mujer de belleza clásica, de una pintura que no atraía a los hombres que solo la miraban como quien mira a una estatua o a un cuadro, era otra y no era por la forma en que fuera vestida que seguía igual, la falda larga, el cuello alto, los colores sobrios, ahora no se cubría el hermoso rostro con el velo …había algo en sus  bellos ojos acaramelados que desafiaba a todos, si bien la mirada podía parecernos por momentos algo triste y lejana que se perdía en un punto del recuerdo aunque se nos quedara fija.
 Eso lo fui descubriendo más tarde ¿En qué estaría pensando la enigmática mujer  que hoy se decidía ir al pueblo a casa de Ramona que ya nadie la visitaba desde que murió Aurorita de malas fiebres y ella la santiguaba?

georgina miguez lima ©.

Comentarios

  1. Como siempre, nos cautiva Edelmirita nos trasladamos a su pueblo, a su vida y nos hace querer saber mas y mas, por que su autora, con su pluma mágica, nos transporta a un mundo donde la pasión, la intriga y los personajes, nos embrujan... Seguiremos esperando mas y mas de Edelmirita,,,
    Felicidades autora de los sueños y los duendes,,,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.