Desde una mirada.



La sonrisa nace en los ojos, se iluminan y humedecen, la mirada se torna huidiza como si temiera algo… quiere esconderse…  no lo logra, se descubren destellos gatunos en las lucecitas negras del fondo de las pupilas que se agrandan buscando la luz como si muy solapadamente quisiera aruñar... Pero la boca nos dice que solo ternuras encontrarás en la miel de sus labios...el rostro se roba la inocencia y el lente no puede evadirla y te la ofrece… tendrías que mirar fijamente a la joven que desde el marco nos regala su mejor sonrisa... los labios son cómplices de la mirada que se amelcocha y con inocencia te pide un beso.


georgina miguez lima ©.

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.