Mensaje de amor






Recuerdo aquella tarde en que la besabas con mis besos, los pusiste en sus labios pero era a mi quién besabas, no tuve valor para reclamarte aun sabiendo que eran míos, me escondí tras el rosal y cuando me volví, miré a tus ojos, sentí tus caricias pero no quise el abrazo, tuve celos de mis besos que en sus labios dejabas.


En las noches cuando él me llama te busco y mientras me besa, acaricio tus besos, los escondo en mi piel y no dejé que los besara, pinté la noche de azul y soñé con duendes traviesos que me trastornaban.


En la mañana cuando salté de mi cama, te busqué en el río y solo sombras a mi paso llegaban ¿Quién eres? Nadie contestaba...  pero imaginé tus ojos y descubrí tu boca y te abracé desde una sonrisa que me inventé en mi almohada.


Ahora que no estás, sé que volverás a buscar mis palabras para convertirlas en arrumacos y te quieros para verlas desde tus ojos y dibujar en el eco del viento mi nombre que no dices a nadie cuando me nombras, pero sientes que mis cuatro letras te abrazan y te besan como nadie ha hecho y te pierdes en el silencio, caminas por las calles y cuando vuelvas a besarla, los recuerdos te harán ir tras el beso que escondimos aquella tarde en un rincón de la playa.
georgina miguez lima ©.

Comentarios

  1. Mensagem escrita pelo sentimento. Muito bonito!

    Um abraço
    oa.s

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.