Pastor Pérez Rodríguez y el arte erótico.

Reconozco que aún me queda algo de la provinciana que llegó de Cuba hace unos años y cuando te pedí una pintura para mi blog, me sorprendiste con esta y la mojigata asomó las orejas, pero me dije, alto deja esos prejuicios maliciosos y sorprende al pintor de colores y de caricias eróticas.
 La pintura erótica no se hace desapasionadamente, por su propia naturaleza enciende los sentidos, muchas veces ese poder puede aparecer deliberadamente velado y en cierta forma lo haces pero ocurre que el torso amarillo y me gusta el color que escogiste porque se ha abusado mucho del rojo para estos temas me resulta original y provocador y diría una palabra que me suena para la ocasión, más descarado. Me parece un dibujo por las líneas negras que nos dan la imagen y envuelven los tenues grises, blancos y amarillos que en ciertos puntos se recrudecen.


Siempre es arriesgado este arte por eso me fui en busca de Sigmund  Freud para entrar en el cuadro y en las ideas del austriaco acerca de la sexualidad cuando afirma que está en la raíz de toda creatividad y por ahí me perdí  tras tu inspiración y recordé a Klimt, a Magretti, a Picasso, a  Schiele, entre otros
Recorrí la geografía  que nos recreas, descubro que  transforman la totalidad del cuerpo humano en un ruedo erótico para luego ir tras los órganos sexuales que a mí se me asemejan a serpientes lujuriosas  y de esta forma consigues una comunicación directa con los niveles del subconsciente y calas en el intelecto y en los sentidos, el sentimiento erótico debe dejar esa huella , esa sombra aunque nos parezca imperceptible porque  hunde sus raíces en el inconsciente de los mitos y fantasías sexuales. La mayoría de las veces de mujeres creadas por hombres para hombres y también descubro ese secreto.


georgina miguez lima ©.

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.