Donde la sonrisa termina en un gemido...

                                             
El amor regresa tras los deseos escondidos que renacen con nuevas ilusiones y despierta los sueños que siempre estuvieron esperando por el viejo poema que acaba de nacer.


 El beso goloso, casi con rubor, no quiere irse de tus labios, se apretuja y busca tus manos para cubrir el cuerpo de aquellas caricias casi olvidadas.

 Regresamos a la ciudad que nos saluda desde su mejor sonrisa dándonos la bienvenida, nos devuelve una seña coquetona y melosa...quiere disfrutar con nuestro amor proclamado en todas sus esquinas, gozar de nuestro encuentro, del sacrificio de la rosa, de los gemidos y las palabras que proclaman la llegada de un nuevo aroma de deseos que nos acarician cubriendo de sueños todos los espacios que esperan.

El viejo poema será el talismán de las miradas pícaras, tentadoras y traviesas que nos conducirán al placer y a los sonrojos para la llegada del momento sublime donde la sonrisa termina en un gemido y nos sentimos dioses y dueños del Universo.

georgina miguez lima ©.

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.