no estás...

Ya no estás, ya no te siento
tu sonrisa que me la traía el viento
ya no la tengo.
Te fuiste…ya no estas,
ya no te escucho.
Ahora solo el silencio de tu voz lejana
de otros tiempos.

Te buscaré en la sonrisa del viento,
en  esos  raros momentos en que
aunque no te vea
 y tu sonrisa solo exista en el firmamento,
te siento,  amor… te pienso…
 Ya no estas, ya no te siento,
tu sonrisa que me la traía el viento
ya no la siento.
Te fuiste…ya no estas,
ya no te escucho.
Ahora solo el silencio de tu voz lejana
en la sonrisa del viento,



(c) geornina miguez lima

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Todos somos Venezuela. Vida, Libertad y Justicia.