Jimena.

A Jimena, mi gatica recogida y malcriada


                                                      A  Jimena un día la encontramos, Alex y yo con su mamá y sus hermanitos mamando en el jardín, era diferente, un color gris blanquecino que me recordó a Platero el de Juan R. Jiménez y los ojos rabiosamente azules. En esos días andaba con la morriña de mis perritas dejadas en Cuba y cuando mi nieto me dijo:
- ¿De verdad, abuela que te la vas a llevar?

Con la rapidez que suelo tomar las decisiones importantes, le dije:
-Si- y me la llevé. 
Todos pusieron el grito en el cielo, pero se quedó, después descubrí que padecía una enfermedad terrible para los gatos, leucemia, su vida sería breve pero igual, la dejé. Ahora todos la quieren porque es la única mascota y cuando se enferma se nos quiere caer el cielo.
Yo nunca había tenido un gato en mi casa, perros sí, como iba a convivir con uno, empecé a leer sobre ellos, además de buscar gatos célebres me encontré que desde la Antigüedad hubo gatos notables, pero no los quiero aburrir con eso. Los más famosos y cercanos son para nosotros los occidentales, el gato con botas,Tom, el de Jerry y los Aristogatos muy famosos por el dibujo animado. Leí algo muy curioso, que los egipcios lo ponían en las puertas de sus casas como un resguardo para los malos ojos que no es como ahora que muchos lo creen de mal agüero y si es negro, símbolo de Halloween

Jimena, vista por Alex, miren que expresion mas bella.
También conocí algo muy interesante, los gatos solos se domesticaron, ellos se mudaron a casa del hombre y empezaron a ayudarlo a acabar con las plagas, se comían los insectos, desde luego a los ratones y así fueron quedándose a vivir en sus casas. Los hombres no los buscaron, ellos buscaron al hombre, es por eso que son tan independientes y orgullosos.
Me empezaron a gustar, porque no me gusta la sumisión, son libres, te miran a los ojos, como si te retaran... Así era Jimena, mi Gatica recogida y malcriada que ya no está…
  Cuando llegue de Cuba me decían, aquí tener un animal hay que pagarlo y me recogí a Jimena y mira que gatos en este Miami y la mía me sale enferma, la deje, decía el veterinario que podía vivir hasta 5 años, se fue antes y ahora Alex la ve desde el cielo cuando piensa en ella, fue su primera mascota y no entendía eso que se iba, el creía que estaba en mis manos curarla y me pedía y me preguntaba:
 -No, Alex, las abuelas, lo saben todo, menos salvar a un gato enfermo de leucemia.

Como en mi casa siempre hubo animales, sentía que me faltaba algo vivo a mi lado para  verlos moverse, mirarme de reojo, hasta hablar con ellos y regañarlos por eso me fue fácil tomarle cariño a la Jimenuca pero me salió enfermita, eso me hizo quererla mas, yo digo que no era un gato porque nunca habia vivido entre ellos, era una especie de Trazan gatuno, se encarama en todo, caminbaa por la reja del balcón, era malabarista y maromera.


Un día nos dimos cuenta que la Jimenita se nos moría, se nos iba...  Me entristeció verla así...amo mucho la vida y no me gusta verla como se le escapaba, como se le iba, como la abandonaba.. -Es una gatica, me decía, pero fue creada de manera perfecta para la vida... ¿Quién decidió quitársela ahora cuando no es tiempo? Tal vez estas cosas no deban decirse cuando hay seres humanos muriendo pero lo que quiero retener es la razón de existir, no importa en qué forma hayamos caído en este Universo, formamos parte de el.
Jimena fue una linda experiencia a pesar de su mal, es otra forma de amar y sentirse amado, me ha hecho mejor, una parte de tus sensibilidades queda satisfecha porque en cierta forma en la escala de la vida le estas prodigando ternura y amor a otra que por fuerza es inferior a ti y eso muy adentro nos dice quedito:

 -Te estas portando bien con el Cosmos, que es una forma de decirle a la creación y el creador, no importa quién sea....


El día 10 de abril de 2010, la llevé al hospital de gatos y allí, el Dr. Cabrera, me dijo:
-Dámela- y se la di.
 Había decido por la vida de algo vivo por primera vez y tuve que llorar. 

Comentarios

  1. Adoro los gatos, tuve una qué fue adoptada cuándo el huracán Andrew y estuvo con nosotros 13 años, todavía al recordarla me entristezco.

    ResponderEliminar
  2. BELLO RELATO SOBRE JIMENA...SI, SE AMAN MUCHO....Y COMO TU DICES AL FINAL, TAN BELLO Y EXPRESIVO:..."... -Te estas portando bien con el Cosmos, que es una forma de decirle a la creación y el creador, no importa quién sea...." ERES ESPECIAL PARA ESCRIBIR, AMADA GINI!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.