Tengo miedo.

No quiero profanar los recuerdos que están ociosos, lejanos,
 apagaré la noche, cerraré todas las puertas a los demonios
 que alucinan sueños fantasmas 
y llegan en las madrugadas cuando la noche es más fría 
y tengo miedo de los muertos, quieren llevarme a lo infinito y eterno.

Quiero alejarlos, me entristecen y me queman el alma, 
se esconden tras las puertas, escucho sus voces, sus risas, se ríen de mí,
buscan mis palabras, mis miedos, mis fantasías, mi cuaderno, 
mi muñeca de trapo, mis piernas, mis brazos… 
 
Buscan tus huellas, quieren tu imagen la que guardo
 en aquel retrato que me regalaste un día.

Tengo miedo...  la noche está fría...

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.