Comentando un cuento "El puente" de Julio Rodriguez Santana



Desde el comienzo supe que me iba a gustar cuando leí el nombre del protagonista: Melanio Argüelles, porque en los cuentos los nombres visten, retratan y dan color a los personajes, recordé a Anacrio Amorós de El suicidio, porque en esto de contarnos historias  en forma de cuentos, nuestro autor se ha convertido en un verdadero maestro.
Entrar en ellos es un verdadero regalo, porque vas por los senderos de la historia pero recreada y fantaseada y de pronto te detienes y sientes que estas en un mundo con personajes imaginarios que bien caben en lo que Alejo Carpentier llamo "lo real maravilloso " y bien pudieron existir en nuestra realidad calurosa de mar y de sol. pero no  se queda ahí porque el autor aprovecha bien a sus creaciones y las echa al camino y ellas nos van llevando, por derroteros tortuosos, es el caso de Melanio 
Argüelles que de aprendiz de todo y maestro de nada se convirtió en un pillarejo de la peor ralea y a través de esta imagen artística del personaje, nos adentramos en los peores vicios de nuestra recién estrenada república, está la crítica y la denuncia dada a través del arte del autor. Un fino humor cargado de ironía a veces hace acto de presencia cuando, por ejemplo se refiere al barrio de las prostitutas y lo llama "La Inmaculada Concepción”, muy sutil de su parte. Todo escrito en una prosa ágil y sagaz.el puente
http://estadosdeanimoenprosacubana.blogspot.com/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Todos somos Venezuela. Vida, Libertad y Justicia.