Giniteando por New York tras los pasos de Rank Uiller.

Rank Uiller Uiller

El loco al que llaman rey

Bufón soy y mimo al hombre en esta escalera cerrada
con peces muertos en sus peldaños
y una sirena ahogada en mi mano que enseño
mudo a los viandantes pidiendo
como el poeta limosna
mano de la asfixia que acaricia tu mano
en el umbral que me une al hombre
que pasa a la distancia de un corcel
y cándido sella el pacto
sin saber que naufraga en la página virgen
en el vértice de la línea, en la nada
cuel de la rosa demacrada donde

no estoy yo ni está el hombre.

"Poemas del manicomio de Mondragón"
                                                                                                           Leopoldo María Panero

No quiero ordenar el paisaje, lo atrapas en tu fotografías, vas fijando las imágenes de los que caminan con el viento, el astuto flash  que quiere ser luz y se convierte en milagro, se te escapa y persigues con tu ojo entrenado y caprichoso y todo a tu paso lo transformas en recuerdos. . . aquel que medita apartado y muge su tristeza o sus fantasias, el que cruza simplemente y no mira al lente y nunca sabrá que está en un mural de duendes callejeros, sonrie al infinito y su sonrisa se pierde entre las calles sin salidas antes de llegar al  Hudson.


 Es Rank Uiller que va por NY, retratando a la gente, sus casas , sus oficinas, los monstruos que tocan al cielo, sus bulevares, sus momentos, sus aberraciones, el llanto de las tardes cuando las luces ciegan los ojos y la ciudad se convierte en un amasijo de óxidos, de rostros sin nombres, de silencios que salen de los ruidos de la ciudad y eluden el lente, los que ya no caminan y los dejas en sus rincones pensando, dudando meditabundos en la modorra de una tarde sin olor a mar, no hay gaviotas, solo fantasmas que salen de sus cuevas y caminan, caminan porque no pueden volar...
 Es la danza de los rostros sin nombres, es la fiesta de los sátiros, de los perfumes, de los silencios, es Rank Uiler que camina por Neuv York y nos regala su aliento.

El artista Incrusta y deja colgadas para siempre en la memoria las imágenes escapadas de las fotos que cobran vida y color. Mueve su cámara cual hilos donde danzan en la capital del mundo todas sus maravillas y la realidad de una sociedad que se no se detiene y el artista quiere de esos momentos, detenerlos y dejar su huella en cada rincón , verdaderos poemas de la posmodernidad donde no hay versos, solos rostros, cuerpos en movimiento, los espacios vacíos que ocupan los cuerpos, en un espectáculo  donde somos  un simulacro fragmentado de la realidad.


 Las imágenes  turbadoras, desposeídas de sí mismas, no miran no ven en su entorno, caminan a la eternidad que le otorga desde el lente que de pronto los sorprende y detiene en un mundo que nos cosifica  y nos convierte en códigos.



La tristeza se acurruca, esta ahí en los ojos que no miran, 
en la boca que no ríe, en las llaves que no abren nada.


 Eternizas al miedo, lo atrapas, se quedará para siempre
 en la atmósfera de estas fotos, en el minuto exacto del trance 
cuando a veces solo la huida cuenta.

Trozos cercenados a la gran ciudad que complaciente nos muestra sus sonrisas, 
sus lágrimas, sus luces, sus sueños y colores desde los ángulos más insospechados…


Yo estaba en la terraza luchando con la luna.
Enjambres de ventanas acribillaban un muslo de la noche.
En mis ojos bebían las dulces vacas de los cielos.
Y las brisas de largos remos
golpeaban los cenicientos cristales de Broadway.
 Federico García Lorca Poeta en Nueva York.


Los ojos se me escapan y quiere el rojo del rinconcito para recrearse en el dolor porque en el arte el dolor también lo disfrutamos... cuando nos llega desde una maravillosa imagen artística que es la fotografía de esta estampa callejera.

El tiempo detenido en la gran manzana.
El artista crea un universo de posibilidades, una nueva forma de recrear la realidad, distorsionada por el mundo virtual, nuevos símbolos que nos envuelven en el misterio de una imagen artística.

A imagen desmaterializada, cosificada, escapa desde esa sonrisa...
 que el artista ha querido petrificar...


La otra cara de la ciudad no se escapa el artista 
que rastrea y arranca pedazos a la capital del mundo.
.No os asombréis de nada.... Only NY.
Cuando no sabemos para dónde coger obedecemos a un láser, a una sombra, 
a una voz de cartón, a un ratón… o a un señor…
 nos inventamos a un amo o a un dios... y vamos tras él...


Camina el tiempo y el movimiento queda en el espacio como un eco olvidado de alguien que un día cruzo el camino hacia la eternidad
  No es el lenguaje de las rosas, es la posibilidad infinita de las imágenes que se retuercen y se asoman a un mundo inusual, recreadas por una nueva forma de hacer poesía.



Comentarios

  1. Georgina, imensas tuas palavras, magnifico relato, li-te, viajei contigo e olhei os contrastes das gentes, do poder, da pobreza, do mundo...

    um abraço
    oa.s

    ResponderEliminar
  2. gracias amigo, muchas gracias por esas palabras que me llegan desde tu Portugal querido que guarda algo de mi, um abraço.

    ResponderEliminar
  3. Muchas Gracias, Gini, que tengas muy buen año.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.