Sonriéndote

Cuando caiga la noche  y sin que nadie me vea
iré con mucho miedo y te diré,  te quiero,
 Mirándote a los ojos recordaré aquel beso
 que malcriado se acurrucó en tus labios.
 Después de aquellas
conversaciones, que hablaban de nada y se quedaron
 guardadas en las páginas de Paradiso

Recuerdo que te miraba y tú sonreías,
me robé tu sonrisa y no sé por qué,
también te sonríe, fueron las únicas caricias,
desde el domingo aquel
que tú ibas con… no recuerdo bien… o mejor,
no quiero recordar ¿para qué?

 Te volví a sonreír...
y también te mandé otro beso,
nunca supe si te encontraste con él.
Entonces, regresé a buscar tus poemas...
Y esa tarde... no los pude leer.


Comentarios

  1. Bello Gini, con una ternura increíble. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. la noche siempre nos envuelve en ese mundo fantástico de estrellas y luna, así cómo bien lo describes en tus versos, y una noche así nunca puede faltar un beso...Muy lindo Gini,...Me gustó esa ternura de tus versos.

    ResponderEliminar
  3. gracias, hacen la lectura que yo haria a mis versos que se me escapan con prisas sin pulirlos mucho pero me miran y siguen adelante y no los detengo ...

    ResponderEliminar
  4. BELLOS VERSOS, QUIZAS TRISTES; PERO DE AMOR, DE DESEOS QUE SE QUIEBRAN EN LA SOLEDAD...MARAVILLOSO POEMA!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

❥ Viento negro, luna blanca. Noche de Todos los Santos¨Juan Ramón Jimenez..

Gracias, Oscar Pérez, por ser un hombre del milenio, que nos has demostrado que los avances tecnológicos van mas allá de un selfie