Tú y yo.


Tú me traes el silencio de las hormigas del río,
yo soy el secreto que aletea en tu nombre.


Tú eres el pecado de mis noches sin sueño.
Yo traigo la palabra mutilada
de las lilas de otoño.


 Tú, la flor muda que me regala su aliento.
Yo, la que descubrió tu sombra
cuando se iba el invierno.

Comentarios

  1. Bello Gini, me encantan tus duendes, tus lagartijas malvas, y hasta las hormigas del río, gracias por compartir con nosotros tú mágica imaginación y permitirnos leer todo lo qué de ella brota. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy lindo Gini... me tienes atrapada con tus duendes y ahora hasta tus hormigas me atrapan, (qué de seguro) tienen magia cómo tú. sigue deleitándonos con tus escritos, para poder entrar en ese mundo de fantasía, qué tanto nos hace falta...
    Haydeecita Bonnin

    ResponderEliminar
  3. amiga, los pequeños detalles tienen el misterio de lo eterno, de la verdad que se abraza a nuestra sensibilidad... muchas gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

❥ Viento negro, luna blanca. Noche de Todos los Santos¨Juan Ramón Jimenez..

Gracias, Oscar Pérez, por ser un hombre del milenio, que nos has demostrado que los avances tecnológicos van mas allá de un selfie