Ir al contenido principal

Las cosas que amo




Vivo llena de gracia como el Ave María, entre  asombros y  melancolías.  Conozco del buen vino, tomo Coca Cola y bebo el agua fría. 
Me escodo en los palacios rubendarianos  y aprendo el buen arte de la filantropía, que me enseñó a amar al prójimo y compartir el pan a los que van cargando sus trastos en la espalda del mundo. Amó la poesía, no me gustan los ermitaños, ni los policías y amo las utopías.
Creo en el misterio de la sabiduría pero también en los ratones que retan al Cosmos, se ríen del hombre y de sus venenos y viven salteando entre quesos y rosas porque son audaces y nos enseñan a sentirnos libres dentro de sus escondrijos.
Me gustan los gatos y los atardeceres pero también la noche cuando cuelga de una  guitarra y me olvido del mundo y sueño con príncipes, caballeros, cortesanas, alpargatas, caracoles, duendes, comadrejas, lagartijas  y besos.
A veces lloro de alegría y otras por las injusticias del pícaro mundo y mis melancolías. Y si fuera poco el creer, creo en los desafíos de la naturaleza que un día nos regala frío, otro calor y otras tristezas. A pesar de todo voy por el mundo persiguiendo las quejas de los moribundos y busco los fantasmas que viven en el puerto con sus caras de viejos  piratas que ahora son vagabundos que alumbran y asustan al mundo
Soy un amasijo de contradicciones, busco los secretos  y misterios del hombre que vino sin saber quién lo trajo y lo regó por el mundo y hasta que no averigüe todos los misterios me invento un castillo de arena, añejado con el sabor del tiempo, lo lleno de alfombras y voy caminando por la esfera del mundo entre centuriones y duendes traviesos que me muestran el camino de las cosas que amo.
No perdono a los que nos hacen llorar por las guerras, ni a los violadores, hipócritas disfrazados de caballeros, bendigo a los hombres buenos y a los aguaceros que descubro tras los vitrales del mundo y anuncian un orden nuevo y no hablan de guerras ni de aparecidos y traen en sus cantos un himno sagrado en el arrullo del viento.

Y entre tanto, busco al caballero y cabalgo a la grupa y le “doy gracias a vida y al hombre que amo”.

Comentarios

  1. Me gustó mucho Gini...Siempre, a pesar de todo, debemos dar gracias a la vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias , Jose, por estar aqui en mi rinconcito, dando aliento a mis cosas, un abrazo grande, grande...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

“ Eres precisa en el ritmo, exacta en el gemido, 
dócil a las maneras del amor.” Jaime Sabines.

A propósito del nombre de mi blog, del que he hablado poco y es una deuda con mis lectores, tal vez sea un fallo de mi parte o simplemente porque esta palabra para nosotros los cubanos, tiene un significado muy especial y ¿Por qué no decirlo? Porque nos duele, si duele hablar del tema, aunque en mi caso, que he sido testigo de los acontecimientos insólitos de nuestro país, un poco que, si bien, no voy a justificar la prostitución, voy a tratar de hablar de las jineteras y jineteros sin pasarles la cuenta por la crudeza de la historia que les tocó representar y toda la carga ética y de valores que ello representa, quiero ser indulgente porque de alguna manera somos víctimas y no victimarios y dejaré que el tiempo en complicidad con la Historia se ocupe de tema, demasiado inmediato para mí, no es historia, aún sigue siendo noticia. Así que vuelvo a mi Habana querida desde donde me siento en mi b…

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Mañana será su cumpleaños, el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO (3 de Mayo) no había otra cosa que le gustara más que una celebración, por suerte siempre lo hacíamos, aun en los momentos CUMBRES de la dictadura que comprar un kake era cosas de sabios y astutos merolicos, muchas veces lo hicimos, reuníamos los huevos y la harina y ahí su torta con unas cuantas velitas, eran muchas, siempre me parecieron muchas, por que será que a los padres les ponemos más años de los que tienen...



 El tenía muchos, se los trajo de España, pensándolo bien siempre sus cosas me traian un olor especial que venía desde muy lejos, para mi España en aquella época estaba en el otro mundo, eso oía decir y me aterraba, hasta preguntar me daba miedo¿Cómo era eso del otro mundo? Seguro estaba muy lejos y nunca podría visitar ese lugar de donde salió mi padre para América.


 Era una niña, entonces, ahora ya no y aunque conocí el lugar, me gustaría seguir pensando que está bien lejos, que hay muchas uvas y …

Todos somos Venezuela. Vida, Libertad y Justicia.

¿Qué habrá pasado con las palabras ternura, respeto, comprensión, verdad, libertad, justicia, fidelidad, hermandad y tantas otras que se emplean a diario por seres desleales a la vida?
No digo amor, creo que la han envilecido y deformado mucho de tanto usarla esos desalmados es cierto que las palabras adquieren su verdadero significado en el discurso, en el contexto y añadiría y en boca de quienes las esgrimen.


Cuando alguien mata a un semejante en nombre del amor a una religión, a un dios, inspirados en fanatismos, en  mitos falsos, esos vocablos pierden el carácter morfológico de sus orígenes y adquieren otros que son antónimos, sus contrarios son recursos del lenguaje para que la comunicación se realice y todos podamos adueñarnos de sus reales contenidos, por algo la palabra es el milagro más grande que nos hace humanos, ese poder de establecer nexos entre los hombres nos convirtió en dueños de la vida, del planeta, del cosmos.
Pongamos ejemplos, en boca de tiranos que matan, dest…