Conversando con un extraterrestre.

E.T.” es una mezcla de géneros de los que Spielberg 
cogió un poco de todo: ciencia ficción, drama familiar, comedia, terror, cine infantil...


¿Cómo explicar a un extraterrestre que necesito oxigeno para existir?
¿Cómo decirle que no soy una maquina, que soy humana?
Si tengo prótesis que suenan en los aeropuertos
si necesito ruedas y palancas para caminar,
si el corazón se para, necesito pilas para echarlo a andar
que soy humana, que no soy una máquina
que necesito de la noche para descansar,
que soy un invento de los trashumanos,
 que la Luna, no es un farol
 y que necesito dos tuercas para trabajar?

¿Cómo decirle que soy una máquina humana
 y que necesita de la reconstrucción
 con un cerebro remendado con clavos y trapos
 y que necesito de combustibles para vivir?

¿Cómo decirle que no soy una máquina que soy real
que tengo un alma y tengo unos garfios clavados en mi  corazón?
 ¿Cómo decirle a un extraterrestre que necesito de sangre para vivir
 que soy una máquina perfecta que no puede dejar de respirar,
que regreso a la nada y soy un cuerpo, una nueva carne posthumana?
 ¿Cómo decirle a un extraterrestre que soy un cuerpo escindido
 entre lo natural y lo artificial?

Comentarios

  1. SINGULAR ESCRITO...PERO MUY BELLO!!!!!!!!! LA LUCHA DEL SER HUMANO POR SERLO PLENAMENTE....HERMOSO TEMA, Y MUY NECESARIO, ANTE LOS OJOS DEL MUNDO QUE NOS RODEA (O NOS "ENCUADRA")...ERES FABULOSA, MI QUERIDA GINI!!!!!!!

    MARIA MIRO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria, me taladras cada vez que vienes y me dices algo, bella amiga, poeta , mujer...

      Eliminar
  2. Armando Araya Garcia. Un grito de lo humano,desgarradora autodefensa ante lo que atenta contra la supervicencia del interior, tan cuestionada u olvidada por hostiles entornos y tendencias inquitantes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.