Réquiem por Eudemo,


Diablo bueno que inventó mi padre para mi.
A su memoria.


 Cuando yo muera
y eso es algo probable,
quiero un montón de ardillas
para escoltarme.

Y si Eudemo viene a buscarme
le sacaré la lengua
para asustarle.

Y si me ven en el cajón sentarme,
huyan amigos
no quiero asustarles.

Eudemo ha muerto, alguien arrojó su cuerpo en mi portal.

¿Qué haré contigo diablillo de mi inocencia?
¿Dejaré que las hormigas azules te coman?
¿Te tiro al basurero?
Si nunca he visto un entierro online, ni sé como se entierran los diablos, aunque sean buenos.
Alguien te asesinó, te dio mil golpes y se rio de mi. No cree en los sueños, no conoce a los duendes de nácar que apagan las noches, ni sabe de los colores de las lagartijas, ni que la luna es de Plata, ni de tú existencia callejera de duende galaico-portugués.
Tu no sabias de sueños, diablillo, tu me asustabas con el gato negro y los ruidos en el baúl, te escondías en el jardín con el duende azul que solo comía rosas azules y vino a soto boche y te cazó mientras la noche duerme y la luna se marcha a otra ciudad..

Te dejé solo en la vieja casa y me fui, le confié el secreto a alguien y vino por ti. Perdoname mi viejo Diablo, descansa con el que te inventó, dile que te mataron online, es algo de este mundo , algo así como la contracultura de otros tiempos cuando mataron a  otros dioses y a otros diablos.



 Ahora que estás muerto sin misas, ni velas, ni entierro, ni flores, ni ataúd, ellos vendrán por mi, me esconderé en otros sitios… 

Siempre serás un diablo gallego aunque Aristóteles se ría de mí, serás mi diablo inocente de cuando era feliz. Te haré un templo en tu memoria y ahí no podrán venir.

¿Qué haré sin ti, si ya mi padre no podrá inventar otro diablo bueno como tú?



Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.