Lo real maravilloso...

El Caballero de París, popular personaje de Cuba,
 deambulaba por la ciudad cargado de sueños y delirios

“La heroica ciudad dormía la siesta”
Leopoldo Alas “Clarín” “La regenta”

Remitiéndonos al prologo del libro "El reino de este mundo" de Alejo Carpentier, cubano de origen europeo, sobre su tesis de lo real maravilloso en la que nos permite ver la creación artística y literaria, vinculada a las categorías estéticas de lo extraordinario, lo sobrenatural y lo maravilloso así como la descubrimos también en la vida y en la historia de los pueblos del Nuevo Continente, Cuba no es ajena  y un poco que pensando en el ilustre novelista , iré de su mano en un rápido paseo por nuestra historia mas reciente para dejar al descubierto  lo asombroso de nuestro devenir por este mundo, por el continente, por nuestra islita, cuya historia algún día será contada por algunos de  sus hijos, ya sea de los que estamos lejos o los se quedaron. 
 Nos ha tocado el destierro por mas de una ocasión en nuestro breve paso por el tiempo que  desde el, no sé si decir, funesto o feliz día en que llegó el almirante a nuestras costas con el grito de ¡Tierra! Para muchos , los que ven el lado positivo, nos sacó de una edad primitiva sin conocer la Edad Media y nos puso en pleno Renacimiento, camino a la modernidad. Llegaron los conquistadores amparados en sus credos y como los nuevos amos, nos impusieron sus códigos y creencias a sangre y fuego, montados a caballos que tanto impresionaron a nuestros aborígenes.Una contracultura cruel, como son todas, anulando a nuestros dioses, nuestros rituales, nuestras costumbres,  el tiempo,  curador y fiel amante nos fue uniendo en un sincretismo maravilloso y así seguimos por la vida en un semillero de países , latinoamericanos, iberoamericanos, hispanoamericanos …
 Vivimos rápido, somos un pueblo mezclado que nació al mundo con la espada y  con la cruz. No voy a lamentarme de nuestros viejos males para culpar al tiempo o a nuestros antepasados pero si recrearme en lo que fuimos en tan breve espacio. Nos llego la República y a poco, menos de medio siglo, el Socialismo, se escucho por primera vez la consigna de socialismo o muerte que paradójicamente hoy algunos han puesto de moda con un nuevo engendro  el llamado socialismo del siglo XXI porque ya todos aceptan que el del XX  se fue a bolina.
No hubo el tiempo necesario para estrenarnos como una república libre  y soberana, nacimos a la libertad con ciertas ataduras y los malos gobernantes allanaron el camino a los llamados libertadores  que con falsas promesas  y un líder carismático nos impusieron un sistema social que se había instaurado en algunos países del mundo y que prometía  un nuevo  orden, igualdad, prosperidad, justicia, no sabíamos que para  lograr esa igualdad íbamos a ser sometidos emocional y espiritualmente, nos quitaron a nuestros dioses, a nuestros hijos, borraron la nochebuena y a los reyes magos, las tradiciones empezaron a ser manipuladas, nuevos conceptos, ideas marxistas que nada tenían que ver con nosotros,  otra contracultura, ahora ateísta, manipuladora de todas las tradiciones  nos asechaba, nos cambiaron el rumbo  fueron impuestas con largos discursos y promesas, la URSS se convirtió en una gran proveedora sin crear riquezas, nada era sustentable a no ser la ayuda soviética , el hijo bobo que estudia el Oxford y los aullidos de sus portavoces  ¡Viva la Unión Soviética! ¡Socialismo o Muerte! ¡Venceremos!
De pronto estábamos en medio de la guerra fría y la pequeña islita del Caribe empezó a comportarse al nivel de las grandes potencias,  puso al mundo al borde de una desastre nuclear, al paso de los años se conoció que las armas soviéticas eran puras cacharrerías, así íbamos con nuestro “líder al frente dirigiendo desde Cuba las mas intrincadas batallas, sin haber puesto un pie en el campo donde se libraban estos combates que costó la vida a cientos de cubanos y el desgarramiento de las familias. Llevo la Revolución a todo el continente y los guerrilleros ocuparon las selvas con un saldo siniestro de muertes y terrorismo  para esos pueblos. No fue suficiente para  “el heroico comandante” y enarbolando una vieja deuda con el continente africano se dispuso a liberarlo de malos gobiernos, Angola, Etiopía , fueron los mas notorios,  y así íbamos construyendo el socialismo, solo que nunca logramos construirlo, “ahora si que vamos a construir el socialismo” , recuerdo que decían ”los cerdos” cada diez o veinte años, nunca llegó, las utopías a veces se convierten en realidad, es lo único que les da cierta credibilidad, ésta quedo en los sueños de unos cuantos, algunos de buena fe; otros con la ferocidad del poder para toda la vida, una nueva monarquía  instaurada desde el Kremlin amenazaba quedarse en el poder para siempre.

Continuará...


Alejo Carpentier, novelista y narrador cubano
 26 de noviembre de 1904- 24 de abril de 1980



Alejo Carpentier y la concepción de lo “real maravilloso americano”
18 septiembre, 2011
Ensayos sobre literatura, sociedad y filosofía.

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.