Entrevista II con Martín Guevara Duarte.





¿Quién encierra una sonrisa? 
¿Quién amuralla una voz? 
Miguel Hernández “Antes que el odio”


Un momento inevitable, no se puede conversar con Martín Guevara Duarte sin tocar el tema del tío, el guerrillero heroico de los 60 como nos enseñaron allá en Cuba, luego convertido en mito, Ernesto “Che” Guevara de la Serna.

Te confieso que soy de naturaleza emotiva y asustadiza y cuando oigo en la página que no pongamos la foto del Che, me erizo, pero concho ¿Cómo voy a conversar con Martín sin la foto y sin hablar de alguien que forma parte de nuestras vidas? lo queramos o no, eso de “seremos como el Che” está grabado, aunque sepamos que no vamos a ser como él porque es que ni siquiera nos enseñaron como era y lo que nos decían casi todo no era verdad
Quisiera ser original y no preguntar lo que pregunta todo el mundo pero ya te han preguntado tanto que no me queda más remedio…
Uno no escoge a los tíos, nos llegan y se quedan para siempre en la familia
1--Si pudieras  ¿Lo borrarías del árbol genealógico?
Háblame del ser humano que te llega desde la fuente familiar, olvidando todo tipo de ideologías y los años 60, un retrato del hombre, del tío, del hermano, del hijo…

M---La respuesta a la pregunta de si me gustaría no ser su sobrino, es: -de ninguna manera, soy así y esta es mi vida. Te cuento una cosa que le digo siempre a la gente. Cuando me decían en Cuba en el aula; _ " Si tu tío resucita y te vé se vuelve a morir", " tienes que llevar el apellido Guevara de manera revolucionaria”. Les aclaraba que el único comunista que había habido en esa familia era él, y su madre una leona proveniente de la aristocracia del sur de América y su padre de una clase burguesa Porteña, y los ascendientes de ellos, tanto los Guevara como los Lynch como los La Serna habían sido todo menos comunistas. Latifundistas, aventureros buscadores de oro, en fin muy poco tendientes a redistribuir la riqueza.-
 Durante los últimos veinte años he vivido en situaciones y medios en que conseguí mantenerme al margen del alcance de la sombra de su fama y de lo que se supone uno debe hacer y paradójicamente cuando nada de lo que me rodea está de alguna manera contaminado con esa sombra del hermano de mi padre, es que para explicarme recurrí al peso de su mito. Porque al fin y al cabo somos lo que somos, y si bien yo soy muchos más que un sobrino del Che, también fui eso y eso me marcó. A los diez años fui a vivir a Cuba por razones políticas de mis padres. Recién entonces me dijeron que tenía un tío, que había muerto y que había luchado para que hubiese justicia, paz y que todos fuésemos iguales. A partir del momento en que me dijeron eso me llevaron al Hotel Habana Libre y a ser atendido por tres organismos oficiales otorgándonos todo lo que ningún cubano tenía. Después de unos años Fidel se desentendió un poco de la presión de la familia del Che, mi padre pasó nueve años preso político en la cárcel en Argentina, mientras la URSS comerciaba con el trigo argentino y le prohibía a Fidel que hablase mal de la dictadura argentina, entonces él se dirigía en sus discursos a la dictadura de Chile, de Uruguay, de Bolivia y "otro". Y como eso mucho más por el estilo, con lo cual desde el primer día noté que todo era un show, una puesta en escena. Me gustó durante un tiempo hasta que crecí y vi que no se puede vivir engañando gente.

G-  Martin, muchos ven en el Che un mito, a mí me fascina esta palabra y no podía salir de la entrevista sin compartirla contigo. Como sabes la palabra mito mythos , proviene del griego y se refiere a un relato de hechos maravillosos cuyos protagonistas son sobrenaturales dioses, monstruos, o seres extraordinarios, que aparecen en acontecimientos que suceden en un tiempo real, histórico, en lugares reconocibles por el oyente o lector y a menudo son protagonistas reales ( las leyendas sobre Carlomagno o el Cid) Es la fantasía popular que la va transformando y creando verdaderas metáforas acerca de un héroe o un acontecimiento.. Esto ha sucedido realmente con el Che. Y el mito una vez que llega al subconsciente de los pueblos es muy difícil de erradicar, son los santos, que no lo fueron y son adorados, son los héroes que cometieron actos criminales pero para la una gran comunidad eso no cuenta.
( 2)¿Crees que el mito del Che sea erradicado de la faz de la tierra por mucho que no pongamos su foto en Facebook o gritemos sus actos de vandalismo, sus errores, sus contradicciones, sus adicciones, en fin lo que lo pueda convertir en un antihéroe una vez que la Humanidad lo ve como un hombre de bien y algunos, entre ellos los bolivianos, con poderes sobrenaturales?



Con sus padres y hermanos en Argentina.

M- Cuando una figura, como bien dices por medio de la conversión en Mito se convierte en un héroe, en n santo en un mártir, no hay ya nada que hacer, será el tiempo quien recomiende su uso o no. Yo he visto muchachos de pelo largo que jamás han trabajado, que se despiertan al mediodía, que fuman porros todo el día, se pintan la cara y tienen un armario más completo que Marilyn Monroe, que usan la camiseta del Che, o creen que es un símbolo para sus justas reivindicaciones, no saben la poca simpatía que les uniría!. Lo mismo he visto con personajes históricos de toda índole, juegan un rol. Pero en lo esencial porque las masas se nutren de iconos, lideres guías de las causas que abrazan, y las menos educadas los necesitan para poder moverse. Yo prefiero los iconos que no tienen relación con la violencia, pero también sé que lo que lleva a mucha gente a adoptar la imagen del Che, es la pose rebelde, transgresora, y hasta de oveja negra para los que consideran que fue apartado y traicionado por Fidel y la URSS. Y lo que a mi modo de ver lo que constituye su aporte vitamínico a esos nutrientes de las masas, es la consecuencia con su pensamiento. En el plano personal, creo que manifestando lo que creo correcto y lo que no ya digo con cuales aspectos siento simpatía y con cuales no, guardando el decoro que yo creo que todo aspirante a caballero de adarga y harapo deba mostrar por su sangre.
***Pero precisamente todo el esfuerzo que pueda hacer lo quiero hacer en el sentido de encontrar nuevos caminos de entendimiento, de relacionamiento donde no persistan los reflejos del adoctrinamiento que incluso nos preceden y heredamos de nuestros progenitores, hay que recordar la Historia, pero para progresar en necesario hacerlo sobre las coincidencias, es bueno dejar claro que se fusiló en la revolución, se cometieron crímenes , se amordazó a un pueblo, también que bajo la tutela de la Policía y el Ejercito en todos los gobiernos anteriores a la Revolución también se asesinó y se torturó salvajemente a los opositores, es cierto que existió el imperialismo y las guerras de rapiña, pero no creo que el método para erradicar aquellos sea tomando venganza y precisamente haciendo lo mismo, "acabar con canibalismo comiéndonos al caníbal", ni la manera de comenzar a confraternizar con los seres humanos de la vereda de enfrente sea precisamente haciendo hincapié en lo que los ha separado. Creo en la crítica constructiva, que sirva para el nunca más.

( 3) G- ¿Cuándo empezaste a verlo en toda su realidad?

 Mira Gini, no sé cuando tomé distancia, pero la verdad es que siempre me causó una reacción muy negativa la violencia, y el cuento de la Revolución al vivirlo desde adentro ni me lo creí yo, ni se lo creyó nadie que lo diga y que no esté en un monte como guerrillero o haya muerto ya. O sea todos esos farsantes que decían creer en la revolución, siempre y cuando el hecho de llamarse a sí mismos comunistas, les supusiese obtención de favores y prebendas con respecto del resto de la población, no hace falta que sea yo quien lo califique, se califican solos.
Mi tío ya había muerto cuando me enteré de la su existencia. O sea que todo lo que te puedo decir de él es la reminiscencia, la energía que dejó a nivel familiar, y es sobre eso que escribo comúnmente, de como es crecer bajo el peso del mito. Yo siento una simpatía una familiaridad por el hombre perdido, solo, que durante mucho tiempo anduvo por Argentina y América latina, antes de conocer a Raúl y Fidel en casa de María Antonia, como ellos suelen decir. No es que yo analice la revolución con los parámetros de hoy, es que creo que Revolución es siempre un error, desde el inicio, lo acertado es la evolución. No digo que no haya habido motivos para hacerla, y que no haya habido buena fe en muchos, por el hecho de matar siempre será hacer daño, y ¿qué mensaje de cambio se da haciendo lo mismo que el contrario, que el que se propone mejorar? Yo soy de una filosofía radicalmente opuesta a la violencia, a todo tipo, por supuesto a la violencia de guerras de rapiña también y con más razón, y esa es la búsqueda mía en mi tío, ¿por qué alguien que amó tanto la literatura, a los poetas malditos franceses que los leía en su lengua, a Goethe, a Machado o Bécquer, que le pasó para terminar entendiendo que el método no es relevante, sino el fin? Pues para mi lo único que vale es el medio, no el fin. Pero a mi tío no lo critico yo, para eso habrá gente a la que habrá dañado, es mi sangre y lo quiero, y hay características que se las respeto como poner la piel en lo que pensaba, no solo al morir sino cada día de los trabajos voluntarios que nunca quiso hacer Fidel después que murió el Che.


Con algunos amigos en Cuba-

G- El ser humano es muy complejo, a mí también me llamó la atención lo que mencionas acerca del Che, un hombre culto, escribía poesías, lector incansable ¿Cómo llegar a esos extremos? Murió por sus ideas buenas o malas.
( 4)G-  ¿Escribes un libro sobre el Che?

M- Escribí un libro sobre como fue mi experiencia como hijo fundamentalmente de los ánimos voluntaristas de los años ’60 y ’70 en el tercer mundo. Y dentro de esa experiencia aparece “Xomo” sombra que todo lo cubre la figura de mi tío, pero solo se manifiesta como una estela, quizás sobre lo que sí reflexiono más que no sea sobre mi persona y los relatos de La desopilante y estrambótica Habana de los ’70 y ’80, la cual requiere de todos nuestros relatos para poder ser creída en el futuro, es sobre los personajes abyectos y abominables que se provechaban de la dictadura para saciar sus instintos. Reflexiones sobre el divorcio del discurso revolucionario una vez en el poder, sobre la contradicción de “izquierda” y “poder absoluto”, términos irreconciliables. ***Este trabajo lo realicé en colaboración con Adrianne Miller, un escritora cubano norteamericana, que debió abandonar Cuba en los tempranos '60 y en su temprana adolescencia camino de los Estados Unidos con el proceso migratorio conocido con el nombre de los Pedro Pan. Es más el libro en sí existe gracias al encuentro de dos personas como nosotros, provenientes de diferentes sensibilidades, de familias llamadas a no entenderse, y construimos además de una fuerte amistad, un vínculo que puede servir de ejemplo de como las personas aparte de estar llamadas a entendernos y a la convivencia, debemos dejar lo prejuicios ya que en cualquier lugar esta el mejor amigo, el ser humano más cercano a ti. La ideología no hacho otra cosa que separar personas en beneficio de unos pocos. Este libro aún no ha sido publicado porque esta en proceso de traducción y de definición editorial.
G- Siempre he creído que la historia de esos anos que vivimos solo puede ser contada por los protagonistas porque entra en el mundo increíble de “lo real maravilloso” que hablara Alejo Carpentier, entiéndase que la palabra “maravilloso” se confunde y convierte en sinónimo de insólito, inenarrable, irrepetible, único.

Martin con Adrianne Mille
G- Leí en uno de tus artículos que el Che no era español, me convenciste.

M- Explico que en España la izquierda nunca fue guevarista por diferentes razones, ligadas a la siempre singular Historia española con relación a Europa y al resto del mundo.

Aunque ya nos hablaste del tema mi pregunta:
( 5) De la familia Guevara- Lynch, hablame de: Sus orígenes, Ideologías, religión, filosofía, su nivel cultural y económico ¿A que clase social pertenecían?

M-Los Guevara, Gebara en sus orígenes vascos de la provincia de Alava, eran señores venidos a menos y emigraron a América en busca de buena fortuna, como Patrick Lynch desde Galway, Irlanda primero a Cádiz y luego a los sures. En ambos casos llegaron por diferentes vías a amasar fortuna, y en la rama de mi abuelo a perder gran parte de ella cuando la Argentina fue dejando el campo como algo folclórico de la oligarquía y el dinero se trasladaba a la Industria y a la finanza. Ernesto es un producto de esa situación de desclasamiento. Al menos es lo que yo creo firmemente. Entre mis tíos se encuentran conviviendo aspectos de dos mundos contrapuestos, tienen una educación exquisita de institutrices, una manera de hablar refinada completamente perteneciente a las clases dominantes, de saber vestir, con un humor de desclasado, con el bolsillo tan vacío como pertenecientes en algunos casos más que la clase media al vagabundo universal, al poeta maldito.

G- Me recuerdas al famoso hidalgo…

A mi las explicaciones grandilocuentes de que un ser hizo una epopeya por los hambrientos de África, o bombardea un país para llevar la libertad no me entran por ningún sitio. Son, con conocimiento o no, errores garrafales, gazapos, cuando no falsedades. Ni Fidel hizo todo lo que hizo para salvar ni un solo niño en el mundo ni mi tío, de hecho no hay ni un solo niño más feliz por lo que hicieron, y quizás sus hijos los hayan echado de menos mucho. Por eso busco el estudio sociológico del personaje y psicoanalítico sin demasiadas conjeturas, sino con hechos probables. Mi tío tenía novias de la más alta burguesía, le gustaba el golf, la aviación, el rugby la equitación, en fin deportes poco proletarios, aprendió francés a la perfección desde muy pequeño, e inglés correctamente con institutriz, montaba con más que corrección, y era muy ligón con las chicas estudiaba mucho, no militó en ningún partido político, pero le interesaba mucho la discusión política, la casa de mi abuelo, quien era un hombre fantástico, muy lleno de vida y buen tipo, estaba llena de gente y siempre poniendo siempre en tela de juicio todo, nada se daba por sentado, y de ahí salió mi padre, mi tía Celia y mi tío Ernesto entre otros.

( 6)G-¿Nunca sospecharon, tu familia y tú cuando fuiste adulto que de alguna manera a Fidel le venia muy bien que el Che se fuera a otras tierras?
Contestame y si no quieres que la ponga, un abrazo, otro por hacerte leer todo esto.

M-Ceo que Fidel se quitó de encima a todos los que le hacían la más mínima sombra. En muchos casos solo tuvo la suerte de quedarse solo con el poder, como en el caso de Frank País, quien tenía una influencia extraordinaria entre los ciudadanos, los obreros y la gente de bien, pero no era fácilmente manipulable. Lo mismo de otro modo le pasó a mi tío. Obedecía a Fidel, y lo respetaba pero no le temía y eso a Fidel siempre le asustó. Porque sabe que con el tiempo eso se podría volver en su contra. Se puede hablar muchas cosas de mi tío pero era de esa especie que cuando es leal es tremendamente leal, y casi puedo asegurar que preferiría aislarse y apagarse que enfrentarse y tener que descubrir a Fidel. En cierto modo eso pasó. Claro, él no era inocente.

G- Muy bien, muy bien, me maravilla como manejas nuestros problemas, te adueñaste del país y de su historia sin dejar de ser argentino, yo diría que eres el hombre nuevo no el que ellos quisieron crear, el que salió espontáneo por selección natural el hombre del que hablara Nietzsche, porque la historia y la vida de los pueblos no se puede manipular y crear a un ciudadano tipo robot, ya la tecnología del postmodernismo se ocuparán con la clonación, vamos a ver qué pasa  ¿Crearemos monstruos o seres perfectos?

Mi familia no comparte conmigo mis puntos de vista, algún sobrino y quizás algún primo que no me permito mencionar. En el fondo todos lo comparten con mayor o menor vergüenza, pero saben que digo la verdad. Con la salvedad de esto. Realmente muchos creen o quieren creer que de ninguna manera Fidel lo dejó solo a Ernesto. Igual que muchas otras cosas que no quieren ver. Pero el principio del respeto por el otro es no meterse en lo que piensan, yo los comprendo, y me gusta que muestren el mismo respeto.




G-Posiblemente provengas de una familia religiosa con ideas sobre la existencia de un Dios protector al cual podemos rogarle.
(7)G- ¿En qué forma el estado ateo cubano influyó en tus concepciones acerca de Dios y la creación del universo?

M-Yo soy ateo de formación, y de frente a la religión que propone un Dios observante, acomplejado que requiere que se lo adore a toda hora, un Dios conocedor del mal ya que castiga más que premia, un Dios del temor, solo puedo afirmarte que como feligrés. Ni siquiera reparo en una religión que propone el temor en lugar del amor, la sangre en lugar de la saliva, de la sonrisa. Dios no puede ser moral, no puede tener moral. Ahora bien, que sé que hay algo superior a todos nosotros, y que cada acto está promovido por intereses desconocidos por nosotros, que las casualidades, no son más que causalidades acerca de las cuales desconocemos sus razones, de eso también estoy seguro. Yo fui el primer extranjero y desde luego familia de pincho en asistir a un plante en Regla, de abacuás blancos y negros, de la tierra efí, en tiempos en que no se publicaba a Lidia Cabrera, y me interesaba mucho el tema de la negritud en Cuba, ello y las lecturas de Fernando Ortiz me llevaron a la religión afrocubana, que en ese entonces se mezclaba con guapería y marginalidad, pero también con un panteón muy distinto a lo que había leído y escuchado, deidades que se permitían el placer, el goce, la mentira, y que poseían el don de vez en cuando poder equivocarse. No es que me hice adepto a esto, pero entré en una dimensión que mezclada con cierta práctica, con la armonía en el mundo en que vivimos, puede estar más cerca de la idea de religión que podría yo aceptar como metáfora, que las monoteístas absolutas.

G- ¿Quieres decir con que te formaron, que la revolución te arrebató al dios de tus padres y abuelos?

M-Bueno yo no creo en Dios, un plante ñáñigo en Regla quise decir, cuando era rarísimo entrar si no se era del palo, ahora (y desde hace unos cuantos años) cualquier turista se hace un santo pagando o se hacen babalaos en la cantidad de días que dure el visado!
El tema es de elección de caminos, para que mi filosofía se desarrolle con mayor libertad, elijo la no adscripción a religión alguna. Por los límites que ello me propone en la medida en que la deidad o el Dios sea promovedor de la represión, de la cohesión, del castigo, ni siquiera puedo tener algo así  en cuenta.

G—A mí siempre me ha dado miedo decir que no creo en Dios aunque a veces me muestre irreverente y algunos piensen cosas. En mi influyeron ellos, el marxismo, como dices ese Dios que se esconde y no quiere dar el rostro y manda a otro, a su hijo. -¿Acaso yo no soy hija también?-

M--Sí, quizás de un modo abstracto crea que hay un plan universal con todos nosotros, que venimos existiendo desde hace más tiempo que esta vida llena de imperfecciones, pero en todo caso puedo dividirlo en dos, uno: un Dios creador que el  proyecto le salió más o menos bien o mal, y dos: guías del camino, protectores de cada individuo, de lo que cada uno decida hacer de su vida.

( 8)G-Se me ocurre preguntarte, crees que ellos permitieron los cultos africanos en la isla para desposeerlos de su carácter religioso y convertirlo en folclor?

M-De todos modos, mi discusión teológica es muy breve. No me he inspirado nunca en el más allá.
No los permitieron nunca mientras yo viví, luego se empezó a generalizar, y desde hace años la gente se cuelga un collar verde o amarillo y te dice que se juró un santo, y es una moda, una necesidad de creer en algo diferente o de expresar que en caso de adorar algo, se va a adorar a algo distinto que un ser vivo y barbudo. En ese sentido es rebelde.

G-jjajjajajajaj muy bueno, aunque dicen los negros brujos que hay muchas cosas buenas prohibidas para los hombres que no les dan cosas a los santos...
Me gustaría ir después a tu obra literaria, arte y literatura.

M-El arte es todo lo que el ser humano puede distraer de su demasiada pesada condición de ser vivo y sufriente y situarlo en el panteón de lo que entendemos por dioses, algo con simbología, algo que trasciende la expresión inmediata, el grito de alerta el de tengo hambre, el de quiero copular, es en realidad lo más cercano a Dios que se puede estar, es el alma en su estado más cercano a la pureza.

G-Una pregunta conflictiva y que está de moda...
( 9)¿Hubo en Cuba discriminación racial cuando triunfó la Revolución? ¿La hay hoy?
M- Por supuesto, los negros fueron tratados como los que soltó Carlos Manuel de Céspedes, o Lincoln, libres pero agradecidos deberían seguirlos en sus proyectos. Amor eterno a Fidel, el caballo liberador de los negros. Pero eso es extenso, al final el trabajo que hizo es de bajar el nivel de vida de todos a la misma altura. Pero incluso había muchos negros que vivían bien, muy bien, hay que decir que Cuba tenía una renta per cápita de 500 dólares en el '58, eso era una bestialidad, mucho más que Buenos Aires y México
Había tenido ferrocarril antes que España, tenía televisor antes que en toda América latina, la gente vestía y vivía muy bien, había por supuesto grandes diferencia, pero luego  ¿no las hubo con los dirigentes y con los extranjeros de las embajadas? y además que se ganó con que todos fuesen pobres, menos los dirigentes más conciencia? Pues no, mucha menos.


 ( 1o )G- ¿Crees en la crisis del artista durante la creación me hablabas del nivel de angustia o algo así?

M-Sí, creo en la crisis del artista, es más en la respuesta a la escritura uno de los conflictos que enfrento siempre es el: ¿para que escribo? ¿Para publicar? Merde! y vuelvo a ese purismo que impide vivir de esto, pero que te mantiene cerca de lo mejor que uno puede dar, no digo lo mejor del mundo, pero si lo mejor de uno mismo.

G- Te quedó bien el galicismo
( 11 )Naciste un 3 de mayo. Ese día nació mi padre allá en Galicia, era un gallego rudo con un alma de terciopelo.

Nací el 3 de mayo de 1963 en Buenos Aires, Argentina en  el seno de una familia de clase media en medio del otoño porteño, el gris húmedo y fresco más hermoso que existe en el mundo. Cuando todo huele a cuero, todo lo que se puede torcer tiene su versión en auténtica piel de vaca pampeana. Soy el hijo mayor de María Elena Durate y Juan Martín Guevara de la Serna. El mismo día que cumplí diez años salí de Argentina a Cuba. Entonces me enteré que tenía un tío célebre, me entristeció enterarme el mismo día que supe que ya estaba muerto. Desde los diez a los veinte años viví en La Habana en diferentes barrios. Luego viví dos años más desde los 22 a los 24, momento en que entre mi familia y el Consejo de estado decidieron que debía abandonar la isla. Me botaron de Cuba.

( 12 )G-¿Porque no vives en los EEUU?

M- Porque este modo de vida que mezcla los logros de los reivindicadores populares de la historia de las luchas sociales , con conquistas para la mayoría, un gran respeto por el pobre, que está desapareciendo ahora, mezclado con el capitalismo y la democracia, conque te dejen en paz, es la sociedad que más se ajusta a mis gustos. Pero también porque así se dio, quizás un día me vaya unos años a Oregón, que me gusta mucho.

( 13 )G-muy bien, pero crees que EEUU es lo máximo?

M-  ja

G-ajajay

M-creo que lo máximo es Escandinavia. La verdad es alucinante el respeto por la vida allí pero también creo que está en cada uno de nosotros. EEUU es muy grande, y está NY donde todo es posible, está Wichita o Arizona donde pocas cosas lo son, o Miami donde hay un nivel altísimo de debate hoy por hoy no es monolítico, es muy variado’ Yo he visitado todos los países escandinavos y nórdicos en general en todos hay una común denominador de respeto al ser humano y sobre todo al que por lo que sea no le llega para estar en la cima, pero sin represión comunista, sin que nadie diga lo que hay que hacer.

G-si, así es muy interesante, un gran país, diferente a Europa, los EE.UU. es un país muy rico, existe la mayor libertad del mundo que algunos cofunden,  sin lugar a dudas, una gran nación.

M- pero en Escandinavia encontré eso mismo elevado a al cuadrado. Aunque Estados Unidos me interesa mucho porque siempre sigue siendo el que propone los avances, la punta de lanza.

G-Quédate…

M-¿Dónde?

G- …
- Traslapándonos a otras latitudes…
Heidegger, decía: “el hombre moderno vive devorado por el afán de las novedades”, propio de la modernidad es estar siempre en actitud tensa, acechante, profunda y reflexiva en todo lo que abarca el conocimiento quiere figurar en este mundo y busca el aplauso del momento, la simpatía, se basa en la razón y en la superioridad del hombre.
( 14)Mi pregunta
La creencia de la superioridad absoluta del hombre sobre los otros seres de creación además de cree que la infelicidad humana deriva hasta ahora del empañamiento de la razón por las supersticiones y creencias religiosas, los avances tecnológicos, la globalización, la incredulidad ante los metacrilatos.
¿Podrán convertir el hombre de nuestros días en un ser menos sensibles, de ver en la praxis de la ciencias el sentido de la razón, que la emotividad vaya al traste y los sentimientos se conviertan en un estorbo para ese hombre superior, que solo miren al presente en su afán por competir con la velocidad de tiempo? o ¿crearan otro tiempo, a través de la Internet?

M- Sinceramente Gini, creo que lo único que no se ha modificado casi en absoluto desde que empezamos a comunicarnos y dejar constancia de lo que nos ocurre como especie es precisamente lo que sucede en el terreno de los sentimientos. La espiritualidad los sentimientos han cambiado muy poco, el miedo la alegría, el amor y el odio, frente a lo que han cambiado el mundo de la razón y el pensamiento, los descubrimientos las invenciones, y el mundo material y lo que nos rodea, en parte a causa de la mano del hombre y en parte por otras razones exógenas. Y en parte me alegro que así sea, pero en parte no. Es decir me reconforta que el hombre pueda sentir la misma sensación de sorpresa ante lo nuevo, de alegría ante un estímulo positivo, pero me desalienta que tantos milenios , tantos acontecimientos sobre los demás previos a nosotros que en definitiva somos nosotros mismos, no se traduzcan en aprendizaje de “que no volver a hacer”, y una de las causas de mi vida que es intentar explicar que la punitiva , que el dolor , que el castigo y la venganza, solo traen más dolor y más venganza, que la paz puede y debe ser duradera, que podemos romper el circulo vicioso de, ora saturación del modelo de paz y entramos en guerra y ora viceversa y entramos en la paz. Esto solo beneficia a lo peor de la humanidad y podemos cambiarlo, pero sin mesianismos, nunca más esos mensajes grandilocuentes, cada uno en su interior entendiéndolo primeramente y luego en su medio ambiente, en su familia, grupo de amigos, de trabajo, de estudios, ser mejor cada día y vivir en armonía con la naturaleza.
Me refería a que el postmodernismo me permitió respirar refiriéndome al aspecto liberador, atomizador de la sociedad que lo caracteriza aunque luego mediante la globalización, que es la continuación del post modernismo, reneguemos de nuestras diferencias en términos generales y comamos todas la misma hamburguesa y vistamos todos de blues jean.
Pero la libertad de poder elegir como individuo, del desprestigio de la masa como valor primordial de la sociedad y el encumbramiento de los derechos individuales, han sido una de las cosas fundamentales que aportó esta corriente desde el mismo final de Nietzsche, último modernista, desde el fin de la era de las epopeyas de mayorías, hasta el filosofo francés Gilles Lipovetsky y Fukuyama con su fin de la Historia, pasando por los disidentes de los fascismos comunistas Lech Walessa o Vaclav Havel, sin olvidar a los movimientos que acompañaron la mística del rock, los hippies los punks, los beat y las grandes minorías y pequeñas mayorías. Esto, con nuestro nada despreciable aporte, el de cada uno que haya creído y crea que para poder constituir una masa inteligente, lo más óptima posible, lo mejor es que seamos seres lo más libres e independientes posibles. De este modo es que un joven de izquierdas de hoy puede fumar un porro, comprarse zapatillas d e su marca preferida o viajar a Milán para ponerse a la moda, echarse crema en la mano, ser corredor de carreras de autos o gay, y no pasa nada, cosa totalmente imposible en los militantes de  la generación de mis padres. Del mismo modo que se puede ser de derechas y mostrar muchos rasgos característicos otrora por las izquierdas. Un “Demos” menos monolítico, más difícil de manipular.
Pero terminando de responder tu pregunta. Creo que no, que justamente el sentimiento, lo espiritual permanecerá y será cada vez más necesario en la medida que cada vez se revelará como el rasgo más humano, menos brutal que no silvestre, menos bestial que no animal, que podemos brindar para un mundo mejor.

G- Muy bello lo que dices, Martín- Para algunos teóricos de la postmodernidad, la infelicidad existe por el empañamiento de la razón por las supersticiones y las creencias religiosas.
Me gustaría oír tu opinión acerca de esta afirmación.
( 15 )¿Eres un hombre feliz?

M-Sobre la última pregunta. Es la pregunta el millón de dólares, según decía en un concurso televisivo. Ser o no ser. ¿Soy Feliz? ¿Lo fui siempre? ¿Lo soy hoy?
Lo que más me gusta de tus preguntas y de sus preámbulos es la sinceridad unida a la perspicacia y por respeto todo lo sincero que te pueda ser lo seré.
Creo que he sido de todo, mal tipo, un tipo más o menos, y un buen tipo. Pero no estoy seguro de poder responder esa pregunta afirmativamente, ni negativamente. Sencillamente, no lo sé categóricamente.
Y no quiero escudarme en que habría que definir la palabra felicidad, todos la entendemos, he paseado hecho un guiñapo y he visto a dos, o a uno solo completamente feliz y he deseado con mucho sentido de culpa que se le borrase de inmediato esa luz que me hacía evidente la penumbra. Y también he sido muy dichoso he ido con mi helado mi novia y mi fajo de billetes mirando al desgraciado, tengo los mejores amigos que se puedan tener, y siempre tuve las mejores novias, amantes, esposa, personas a las que yo no les llegué nunca ni a la suela de los zapatos. He tenido suerte en ese sentido: pero sinceramente mi niñez no fue todo lo agradable que me gustaría admitir, el hecho de saberme un niño poco querido no contribuyó a que el tronco creciese fuerte sobre esa estructura incierta, fallida, débil en cierta forma. La culpa no la tiene nadie, la vida es así, si me hubiesen hecho algo malo si habría habido culpa pero solo fue que cada uno tiene sus predilecciones.

Quiero que no se entienda para nada que es una queja típica porteña, tanguera y producto del diván del psicoanalista, ya que no es así, al menos no solo así. Es un hecho, ni triste ni feliz, es lo que es. Tengo un hijo de 26 años, uno de 9 una esposa que son las mejores personas que he conocido, ¿cómo hago para decir que no soy feliz? Un cínico me diría: - Pues fácil, ¡diciendo la verdad! Pero aún queda otra arista de la personalidad que a veces se confunde con la felicidad y es la plenitud en la vida, el haber hecho lo que se piensa y vivir acorde a como uno es y esa sí que te digo que la he llenado, la he repletado, la he henchido. Creo que esto es más importante o al menos tanto como la felicidad. Ni un segundo de mi vida cambiaría si hay que simular y siento una pena tremenda cada vez que veo la gente dejando pasar la vida sin manifestarse, aunque suene egoísta o pedante creo que uno debe acostarse cada día encantado de conocerse, incluso cuando cometemos una bajeza, ser capaz de verlo y admitirlo. Me siento más pleno que feliz.

( 16 )G -¿Te gusta Elpidio Valdés?
 Siempre no vamos a ir por  Steven Spielberg, Alfred Hichcock, Martin Scorses,  Stanley Kubrick, Akira Kurasawa, solo por mencionar unos cuantos.

M- ….

G- Su respuesta fue un murmullo, creo habló en sánscrito, bueno para otra ocasión…




Agradecimientos:

-         A Martín por volver a ver la vida de otro color con sus ternuras y su complicidad.
-         A mis ojos que no me traicionaron y me acompañaron durante horas sin refunfuñar.
-         A mi esposo por no protestar tanto por esta vez.

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.