Ir al contenido principal

Conversando con mi madre, saldando algunas cuentas.


Mi madre llenando las postales
 con mis hijos un día de las madres

Mi madre, no esperó la muerte, fue en su busca y siempre me creí la culpable,  a pesar que me quede para esperarla y ella lo sabía, que yo algún día me iría tras mis hijos, que eran de ella también, los compartí siempre entre mi hermana, ella y yo.

 En días como estos la vida me hace trampas y me atrapan los recuerdos, no podía evocarlos, hoy descubro que ya no huyo como antes. Cuando se fue borré su rostro, algo me lo impedía, la culpa, el dolor, la ausencia, no pude entrar al cuarto hasta después de muchos días, aquel cuarto vacío, sin sus llamadas… Ginita, Ginita… ¿Hija dónde estas?..  las sábanas con el calor de su cuerpo, sus cartas, sus cosas y el lugar aquel en que estuvo antes de irse al que nunca volví,  me acurrucaba al hombro de mi esposo, cuando por alguna razón pasábamos cerca  y comenzaba a llorar como no la lloré en el funeral,  me dolía mucho mas  que su tumba.


 Por fin me fui, la dejé allá junto mi padre, me  voy acostumbrando a la idea que quiso irse antes por mí, no sé si valió el sacrificio, aun me lastima demasiado y yo le prometí quedarme pero no me creyó, o mejor pensó que mi lugar era al lado de los hijos de ambas.

Hoy quiero recordarla sin la presión de la muerte, quiero recordar a la madre buena y sabía que todo lo presintió, que todo lo dejó dicho como si un poder divino la alumbrara, a veces la desobedecí, otras fue mi cómplice, otras me hizo sentir celos de mis hermanos y me escondí, después cuando por algún gesto hacia mi descubría su cariño, me sentía la más feliz de las mortales.

Mima,

Mi madre con mi hijo cargado
y los primitos, Alfredito, Magalita y Rebeca
después que tomaste tu decisión te entendí y te quise más, me di cuenta que fuiste la persona más importante de mi vida, nunca tuve la ocasión o el valor de decírtelo. 

Allá donde estés, sabes que estoy aquí y que cuando te fuiste nada volvió a ser igual, algo se fue contigo, algo me falta todavía.

 Mima, si puedes interceder por mí, hazlo, siento que a veces lo necesito para conformarme que unos se vayan primero y otros atrás. 

 Soy yo, Ginita, no fui la mejor pero te quise mucho y me dolió  no podértelo decir más veces ¿Recuerdas el día que te lo dije en el portal de mi casa? Lo hice con dolor, quería que lo supieras y casi te lo grité, me porté mal,  no me quedó bien, lo sé pero sentí que tú también lo sabias. Vieja Lima, que me mirabas entre sorprendida y llorosa.

 Me perdono por los días que no fui buena, por los días que no te entendí y te desobedecí porque sé que no soportarías verme llorar como lo hago ahora.

 Saludos, mima, un abrazo al viejo Miguez y cuéntame algo de Chucho, dime si pudo alcanzar el cielo.

Tu hija Ginita.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

“ Eres precisa en el ritmo, exacta en el gemido, 
dócil a las maneras del amor.” Jaime Sabines.

A propósito del nombre de mi blog, del que he hablado poco y es una deuda con mis lectores, tal vez sea un fallo de mi parte o simplemente porque esta palabra para nosotros los cubanos, tiene un significado muy especial y ¿Por qué no decirlo? Porque nos duele, si duele hablar del tema, aunque en mi caso, que he sido testigo de los acontecimientos insólitos de nuestro país, un poco que, si bien, no voy a justificar la prostitución, voy a tratar de hablar de las jineteras y jineteros sin pasarles la cuenta por la crudeza de la historia que les tocó representar y toda la carga ética y de valores que ello representa, quiero ser indulgente porque de alguna manera somos víctimas y no victimarios y dejaré que el tiempo en complicidad con la Historia se ocupe de tema, demasiado inmediato para mí, no es historia, aún sigue siendo noticia. Así que vuelvo a mi Habana querida desde donde me siento en mi b…

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Mañana será su cumpleaños, el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO (3 de Mayo) no había otra cosa que le gustara más que una celebración, por suerte siempre lo hacíamos, aun en los momentos CUMBRES de la dictadura que comprar un kake era cosas de sabios y astutos merolicos, muchas veces lo hicimos, reuníamos los huevos y la harina y ahí su torta con unas cuantas velitas, eran muchas, siempre me parecieron muchas, por que será que a los padres les ponemos más años de los que tienen...



 El tenía muchos, se los trajo de España, pensándolo bien siempre sus cosas me traian un olor especial que venía desde muy lejos, para mi España en aquella época estaba en el otro mundo, eso oía decir y me aterraba, hasta preguntar me daba miedo¿Cómo era eso del otro mundo? Seguro estaba muy lejos y nunca podría visitar ese lugar de donde salió mi padre para América.


 Era una niña, entonces, ahora ya no y aunque conocí el lugar, me gustaría seguir pensando que está bien lejos, que hay muchas uvas y …

Todos somos Venezuela. Vida, Libertad y Justicia.

¿Qué habrá pasado con las palabras ternura, respeto, comprensión, verdad, libertad, justicia, fidelidad, hermandad y tantas otras que se emplean a diario por seres desleales a la vida?
No digo amor, creo que la han envilecido y deformado mucho de tanto usarla esos desalmados es cierto que las palabras adquieren su verdadero significado en el discurso, en el contexto y añadiría y en boca de quienes las esgrimen.


Cuando alguien mata a un semejante en nombre del amor a una religión, a un dios, inspirados en fanatismos, en  mitos falsos, esos vocablos pierden el carácter morfológico de sus orígenes y adquieren otros que son antónimos, sus contrarios son recursos del lenguaje para que la comunicación se realice y todos podamos adueñarnos de sus reales contenidos, por algo la palabra es el milagro más grande que nos hace humanos, ese poder de establecer nexos entre los hombres nos convirtió en dueños de la vida, del planeta, del cosmos.
Pongamos ejemplos, en boca de tiranos que matan, dest…