Solo para los que nos gusta soñar...



Poema que solo podrán leer los soñadores,
 después no se la pasen criticándolo
 que nadie los llamó …

Pensándolo bien
 crecer es una trampa.

Quiero que me devuelvan
mi libro de Pinocho,
 Las mil y una noche,
 Caperucita roja,
El pájaro loco y a Elpidio Valdés,
Mis muñecas,
Los post de mis favoritos,
mis gangarrias y amuletos,
 mis trenzas y mis pantalones rotos…
los cuentos del tío loco,
Y los recuerdos
escondidos en
el callejón de los tuertos.

Y que no me vengan con cuentos
que a todos
nos gusta soñar
 con los años mozos
y aqui solo caben 
los buenos y los no envidiosos

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.