"La vida se detuvo un momento"

Detalle de las manos del monumento funerario 
a los amantes de Teruel, Juan de Ávalos

La costumbre domestica a las palabras y ahoga los recuerdos
muchas verdades quedarán ocultas, perdidas, sin nostalgias,
tantas  que no fueron dichas, tantos gestos,
tantos amores sin dueños, sin juramentos 
y el tiempo convirtió en gemidos, en besos, en pasiones
 y  un día se hicieron eternos
quedaron en papeles y en garabatos, en las teclas del computador
envueltos en las imágenes de los recuerdos.

Otros dirán, no hay amores eternos
y nunca se detendrán en el tiempo
ni sentirán los murmullos, los olores,
los colores de otros cielos.
La costumbre les borró los recuerdos
quedaron sin pasado, sin aromas, sin juramentos,

Nunca sabrán detener el tiempo, ni guardar los encuentros
entre aromas y azules, sin pedir permisos, sin jueces, sin testigos.

Que un día el amor detuvo el tiempo y ellos quedaron atrapados
y se hicieron eternos.

La vida se detuvo un momento...



Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

❥ Viento negro, luna blanca. Noche de Todos los Santos¨Juan Ramón Jimenez..

Gracias, Oscar Pérez, por ser un hombre del milenio, que nos has demostrado que los avances tecnológicos van mas allá de un selfie