Sin tiempo, sin olvido…



Hasta olvidarte sería un pecado,
no se pueden borrar los momentos
que un día fueron dueños
de aquellos encuentros…

Nos abrazábamos, nos besábamos con los ojos
con los oídos, con palabras,con muecas, con gestos
 y los largos silencios y los murmullos
que hablaban de cosas que no nos dijimos,
 nos sentiamos magos y creíamos adivinarlo todo
 y las caricias y los arrumacos salían del sombrero.
e inventábamos y alargábamos el tiempo
por eso amor, sería injusto…

Perdóneme amor, por las cosas que aún no te dije,
 se nos fue el amor y lo supimos
cuando descubrimos que era largo el olvido
que recuperar el tiempo es cosa de Proust y de aparecidos
 y lo perdimos
que nos duró  un  instante que convertimos en siglos
y retamos al peligro por habernos querido
sin tiempo, sin olvido…


Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.