Nuestra América al día.



 
Muy significativo que el líder de la oposición en Venezuela Leopoldo López escogiera la estatua de José Martí para dar su discurso antes de entregarse a sus verdugos, lo vi como un contraste entre los tiranos que acuden a los otros tiranos de la isla y al héroe de Dos Ríos, casi nunca lo nombran. Solo miran para el verdugo mayor,  Fidel Castro , lo ven algo así como a un Mesías, enviado por alguien porque nunca sabemos quien envía a los mesías, sin embargo los lideres y los héroes nacen del pueblo, entre las masas de ciudadanos, son los hombre que cambian el curso de los acontecimientos de la historia, lo malo que unas veces es para bien y otras para mal, como el caso del citado líder de la revolución cubana o el más lejano Adolfo Hitler y tantos ; otros llegan con las banderas del heroísmo y sus actos los descubren, creo no equivocarme porque he leído a muchos que coinciden conmigo, Leopoldo López es un valiente que  puso en la picota publica al dictador castro, chavista, comunista Nicolás Maduro que por mucho que vocifere y mienta sabe que la historia le pasara la cuenta.


Las circunstancias en que ocurren estos acontecimientos en la Venezuela narco-comunista no son los mismos en que los cubanos nos vimos en  el año 59, 60, 70 , diría hasta los 80 cuando nos impusieron un sistema político- económico y social muy distinto al nuestro, ideas foráneas como ahora quieren imponerles a los venezolanos al exportarles las ideas caducas del castro-comunismo ya descartadas  en el mundo por su fracaso en todos los países en que se les ha impuesto. Como decía,  el  mundo no escuchaba y aunque , hoy, muchos se hagan los sordos y no quieran escuchar, tienen que oír la voz de los pueblos, de sus líderes, ejemplos tenemos muy recientes como las redes sociales se han convertido en el peor enemigo de estos caudillos a destiempo pero no menos temibles, sedientos de poder y de gloria del planeta.

Los tiempos han dado un giro vertiginoso y la informaciones es imparable, las imágenes recorren el mundo y no les queda otra que mentir, disfrazarse de demócratas porque en  elecciones truculentas los más ingenuos los han elegido, se convierten en los amos absolutos del poder y de los medios de comunicación, por eso a los oprimidos solo les queda la opción cero, la calle, como dice el líder Leopoldo López, los fueron cercando y esa es, ahora la única tribuna que les queda, el escenario de sus luchas pacificas porque no hay que olvidar que es el ejercito el que lleva las armas y dispara como la gatica de María Ramos, solo que ahora cada ciudadano que lleve consigo un celular se convierte en reportero y acusador de los que matan por la espalda. 
Abajo la dictadura de los Castro que todavía ronda por el Continente como a la mala hierba habrá que extirparlos para que ningún pueblo de este continente ni de otro tenga que padecerlo y muchos  tengan que ofrendar sus vidas y sus libertades, valiente el joven Leopoldo que no le teme a los tiranos ni a la muerte .
 
 

Gloria a los héroes de todos los tiempos de Nuestra América, como la llamara José Martí.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.