Fantasías...


El amor se ha ido convirtiendo en una fuerza poderosa que marca nuestras vidas siempre para bien porque nos transporta a nuestros lugares sagrados, a nuestros secretos y fantasías y en eso encontronazos con nosotros mismos salimos purificados y no me gusta pensar que solo para el disfrute pleno porque en el dolor se aprende a ver la vida en todos sus rituales, como un latido, que nos hace reír en todas sus formas, llorar de la misma manera, hasta odiar porque aunque muchos le tengan miedo a esta palabra y la demonicen, cada palabra debe ser como el temblor que la sostiene, un latido que nos asuste y nos recuerde, estás vivo porque amas.


Fantasías.

Te perdono que salgas con otra...
siempre seré la prohibida, la del pecado,
la que conjuras en tus noches
y a nadie dices...
Te acepto todos tus caprichos,
tus desvíos...
lo que no te perdono, amor,
es que algún día puedas borrarme
de tus momentos sagrados,
de tus fantasías...

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.