Amor.

Amor,
me quedo sin decir tu nombre
porque tendría que inventar palabras
para que lo comprendan las palomas,
la miel, la uva, terminada en marzo.
Tú no te vas de mí.
Ahora quedas
incorporado a mi silencio diario.

Toda vez que me mire la alegría
subirá tu presencia hasta mis labios:
definitivamente mi sonrisa
te traerá a la luz desde mi sangre.

Tal vez le diga a alguien que has estado
-no sé qué tiempo, nunca sabré cuánto-
junto a mis soledades tumultuosas
llenándome de coplas la guitarra

Armando Tejada Gómez...Historia de tu ausencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

❥ Viento negro, luna blanca. Noche de Todos los Santos¨Juan Ramón Jimenez..

Gracias, Oscar Pérez, por ser un hombre del milenio, que nos has demostrado que los avances tecnológicos van mas allá de un selfie