EL DÍA SE HA IDO

Ninguna era tan bella como tu
durante aquel fugaz momento
en que te amaba mi vida entera.


"


llevando lejos luces y esperanzas,

aventando bandadas de pájaros remotos,

y rumores, y voces, y campanas,

-ruidoso perro que menea la cola

 y ladra ante las puertas entornadas.


(Entretanto, la noche, como un gato

sigiloso, entró por la ventana,

vio unos restos de luz pálida y fría, y

se bebió la última taza.)


Sí; definitivamente el día se ha ido.

Mucho no se llevó (no trajo nada);

sólo un poco de tiempo entre los dientes,

un menguado rebaño de luces fatigadas.

Tampoco lo lloréis. Puntual e inquieto,

sin duda alguna, volverá mañana.

Ahuyentará a ese gato negro.

Ladrará hasta sacarme de la cama.

Pero no será igual. Será otro día.

Será otro perro de la misma raza.




“El día se ha ido”  Poema de Ángel González
 Ángel González  petenece a una de las generaciones surgidas después de la Guerra Civil, durante la posguerra de los anos 50. Este poema pertenece a su libro, Prosemas o menos”, publicado en 1985. Es un poema sin grandes pretensiones , un intento de hacer prosa dentro de la poesía que el llamó “prosa `poema” y crea la palabra “prosemas” que le quedaba tan bien a Juan Ramón Jimenez  en Platero y yo, que tanto me gusta volver a el.
Creo que son pocas las pretensiones retóricas como muchos aseguran pero en la medida que nos vamos adueñando  de los prosemas de este libro donde se inserta el poema“El día se ha ido” ,  resultan poéticos de una delicadeza y profundidad muy propias del gran poeta que era Angel Gonzalez, autor que leo con mucho placer.
Descubro que hay en el autor una intención personal e ingeniosa,  a mi me llevo muy lejos a buscar en la filosofía, aunque me perdí por el tiempo, el poeta logra trasmitirnos la idea  la de trasmitirnos con sencillez y buen gusto, como si fuer una manera muy suya de jugar con el tiempo, tema complejo aun para los grandes filósofos desde la antigüedad y hasta ahí fui a parar, que temazo, nada menos que  el transcurrir de un día tras otro, hay cierta monotonía en esto y antítesis también  cuando dice que el día que llega  sera igual al otro día pero sera otro día a mi por lo menos me remonta a la dialéctica recordemos el río de Heraclito donde nunca se banaba en el mismo, en otro igual pero diferente,  dialéctico  para el gusto de algunos, si aceptamos a la dialéctica como  una rama de la filosofía cuyo ámbito y alcance ha variado significativamente a lo largo de la historia para Hegel  una cosa pueda cambiar de apariencia y seguir siendo la misma cosa se le considerado el padre de la dialéctica en occidente. En Heráclito se insinúa que las cosas se empujan unas a otras oponiéndose. En toda oposición los términos que se oponen son, cada uno, la negación del otro. Me salí del cause del rio, la culpa la tiene el poeta con su tema que tanto me entusiasma, el tiempo ese ladronzuelo tenaz que nos persigue
Prosemas o menos, publicado en 1985 llama la atención el título del libro puesto que sale de lo normal. Es un título sugerente, informal y con cierto tono de ironía. Parece que el libro lleva este título porque con él, el autor, quería expresar cómo veía sus propios poemas. El autor toma las palabras “prosa `poema” y crea la palabra “prosemas”, como si sus poemas fuesen versos muy unidos a la prosa. Por ello, en este poema veremos rasgos característicos de la prosa y que rara vez se utilizan en el verso.
hay un toque sutil de melancolía al evocar el día que se ha ido  tras la noche aunque siempre regresa, volverá,  no se diferenciara mucho del anterior descubrimos la ironía cuando nos advierte advierte que mañana vendrá otro día distinto, pero de iguales características que el anterior pero no es el mismo, ahí la contradicción, la antítesis
Aunque el tono me parece nostálgico, el nuevo  día traerá  luz después después de la oscuridad de la noche y puede ocurrir que hagamos algo de lo que no se hizo, porque de cierta forma existe la esperanza de algo nuevo, diferente, aunque nos parezca contradictorio con su decir, la idea esta ahí, siempre esperamos pase algo nuevo, algo distinto a lo de todos los días.
Se respira cierto aire pesimista pero con la luz llegara algo nuevo diferente, aunque el poeta regresa a su estado inicial  “será otro perro de la misma raza”. El día trae luz, movimiento, mientras la noche del poeta, no. Casi, se me ocurre pensar que el poeta personifica al día y le atribuye cualidades humanas entre añoranzas y melancolías pero con ilusiones y esperanzas con la luz las cosas pueden ser mas nítidas, positivas . Llegamos a sentir la emoción del autor y compartimos la idea que existe la ilusión que la llegada del sol aunque su luz sea efímera porque ha de marcharse y dar paso a la luna, la oscuridad, este nos traiga nuevas emociones a nuestras rutinas del día a día. La luz al pasar por los diferentes lugares nos traerá  esperanzas, nos transmite una imagen perfecta de un día, de un cielo lleno de pájaros, de un pueblo despertando ...
Luces y esperanzas y un perro que ladra ante las puertas entornadas”, evidentemente no están cerradas esas puertas a las ilusiones del despertar de un nuevo día, mientras “Entretanto, la noche, como un gato”/”sigiloso, entró por la ventana”. Se ha hecho la noche  silenciosa  y poco a poco que nos envuelve en sus tinieblas “vio unos restos de luz pálida y fría”/”Y se bebió la última taza”Sí;”/”definitivamente el día se ha ido”
Llegara el nuevo día  breve, fugaz pero nos recuerda. “Tampoco lo lloréis. Puntual e inquieto,”/”sin duda alguna, mañana volverá.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.