Palabras, palabras...



Dedicado a los pocos cursis que
 todavía quedamos por ahí...

 No supe parar las palabras
que salían emocionales y rabiosas
no regresaban de vueltas,
 no podía borrarlas en medio de los dos
 envalentonadas, eternas.

Fue más tarde
cuando me vi a solas con los recuerdos
regresé a mi adolescencia soñadora, asustada
que buscaba refugio en un cuento de hadas
 y en las azucenas

Mi almohada fue cómplice
de otros besos...
 Pensé tal vez me amó.
traté de olvidarme de mis culpas, de mis flaquezas...
 Y mojé mis sábanas ...
con otras caricias... con otros besos.

Te dije, no es nada
Ha sido el tiempo,
la noche es fría y tengo miedo de mis fantasmas

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Todos somos Venezuela. Vida, Libertad y Justicia.