Un día de marzo del año aquel



No estarás en mis sueños,
ni en los botones de mi blusa
ni en los días de lluvias
ni entre mis mariposas
... pero te buscaré
en mis madrugadas
llenas de fantasmas,
y de duendes locos



y cuando sienta miedo
gritaré tu nombre
aunque ni lo escuches
ni respondas
quedará mi voz
 entre mis mariposas revoloteando
y resucitará en cada letra
y no dirás a nadie
 en silencio suscitarás...
 es ella pensando en las musarañas
 que viene a traerme un cuento
 que escribió al amanecer.



te pondrás bravo
te reclamaré
y me dirás
no ha sido por ti...
ha sido una bruja
que vino a visitarme
y aunque ninguno de los dos
lo creamos
 nos reiremos de la ocurrencia
buscaremos
un rincón en las estrella
 cerca de Paradiso
allí nos esperan
los sueños y los arrebatos
que  se quedaron
un día de marzo
del año aquel


Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.