¿A quién le puede importar?




¿A quién le puede importar?

Si no saben de mis dudas, de mis sueños, de mis duendes,
 si me gustan los gatos o los escarabajos verdes,
si mi Dios es cristiano o musulmán.

¿A quién le puede importar si converso con los muertos?.
¿Si me he leído a Lezama o a Joyce?
Si me quedé atrapada en un rabo de nubes, mojandome en los aguaceros y contando estrellas allá en el malecón
.
¿Si tengo implantes o como papa fritas?
¿O si me gustan las musarañas o la sonrisa de George Clooney?
 ¿Si soy una loca triste que camino sobre mis melancolías y estoy rota?



En fin ¿A quienes les pueden interesar estas cosas? Si ni yo misma me entiendo porque siento que he vivido en otros mundos donde no existen ni el tiempo, ni los piratas, ni los hacker, ni los terroristas, ni Fidel, ni Raúl, ni el agua fría o caliente, ni los modistos, ni las dietas, ni mendigos, ni Maduro, Bashar al Asad, ni Wall Street, ni los Reyes Magos y mucho menos Tarzan.




Pero por si a algunos les puede interesar aqui les dejo un coqueteo barato de mi vida acorralada entre mis recuerdos frente al mar, de mis poemas, de mis dudas y una ciudad que me habita y me recuerda que el mundo no tiene límites y en ella volveré a soñar.

Comentarios

  1. Me encato.. "coqueteo barato de tu vida" que buena eres mi Gini

    ResponderEliminar
  2. gracias, en un mundo cambiante donde todo vale, hay que poner precios...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.