Cuentos de Facebook

Foto Omar Robles: Ballet.

Me salí del libreto  I

Mientras tanto me había acercado a alguien con bigotes, tirantes y corbata:
- Eres diferente me recuerdas a un soviético de las  ex repúblicas socialistas.
 !Oh, my God!  Se sintió piropeado por la rubita presumida algo frívola para su gusto que todavía mostraba su mejor fotografía imantada en su página de Facebook. Empezó a acercarse y lo hizo con canciones que me conmovieron, empecé a hablar de política que era su tema y  no me quedaba atrás, mi asombro crecía y se sentía satisfecho y poco a poco me empecé a sentir una espía rusa y directo, nada de diplomacia al estilo caribeño, le dije
- Me pareces un agente castrista-fidelista..
Jjajajaja, sé que le gusto mi audacia aunque lo negó y siguió mandando canciones y escritos políticos llenos de contradicciones, que por momentos me parecía más desinformación que otra cosa, ya mis ímpetus de rastreadora no los disimulaba pero poco a poco me iba sintiendo como secuestrada por una persona que no hablaba el lenguaje de las rosas y menos el de la poesía que eran mis debilidades  trataba de dominarme con sus ideas incoherentes y distorsionadas de Cuba, y las complejidades de una mente que quería abarcarlo todo como la mía, empezó a apoderarse de mi un sentimiento raro que me asaltaba por momentos, aunque tratara de alejarlo... el síndrome de Estocolmo y me fui dando cuenta hasta de mis cambios hormonales cuando otro día le dije:
- Aunque seas agente de Cuba, serás mi amigo para siempre.
Lapsus mentales de los que uno se arrepiente o no, eso queda al tiempo pero una voz secreta me susurraba que le había hecho una declaración de amor.  Me estaría enamorando de aquel tozudo, fanático, cuando empezaron a llegar las más hermosas canciones que me ponían a punto de caramelo Creo que lo que me perdió fue el bigote y también se lo dije, para qué fue eso.Mi subconsciente me aconsejaba bloquearlo y lo borré.
 Me fui del libreto.

Foto Omar Robles: Ballet.

II  "El marxista- leninista"

 Cambié las migas de pan del camino por piedrecitas y llegó  el  otro, sin bigotes con espejuelos, con levita.  Mientras tanto él derretía desde su página a muchas pero yo era quien le contestaba desde mi viejo muro al que sólo regresaba para dejar notas nostálgicas en cualquier rincón .
El nuevo si era marxista-leninista, que no es lo mismo de comunista, sépase bien y ya no eran canciones de otras épocas con las que me engatusaba eran puras lecciones de los revisionistas franceses, alemanes, la madre de los tomates porque ya se había caído la URSS y el muro de Berlín, empezaron estos nuevos defensores de las utopías que el socialismo se había encargado de dejar en el subconsciente de algunos. Todo a mi alrededor lo empece rojo de nuevo, quise huir pero algo me ataba al utópico descarriado y recuerdo mis últimas piruetas para tenerlo contento y me hablara de otras cosas, ni sombra. un dia se me fue y dije estas palabras demoledoras para un hombre de los finales del 90.
-Gracias por su esquemática y simplista lección de filosofía marxista- leninista, sigue sin convencerme , para mi, el capitalismo, inicialmente teorizado por Adam Smith y muy bien perfilado por Carlos Marx aunque sus detractores lo vean como un monstruo que confundió al mundo con sus teorías, para mi es lo maximo. piense amigo que aunque usted siga considerando el egoísmo como base del desarrollo económico y justificando la desigualdad social, no comparto esas ideas como definitorias de un sistema que crea riquezas y trabajo, donde he aprendido que ser rico no es un delito y que los ricos no son mis enemigos, yo no tengo enemigos mientras tenga razones para vivir y si acumulo riquezas o no esta en mi voluntad para obtenerlo , ahora solo me interesa acumular conocimientos, soy hippie una mezcla de los años 60, 70 y 80 después veremos y se me escurren estas sabias palabras. De todos modos, le agradezco su tono, mucho más mesurado que el de sus "camaradas".
 Les juro que no fue mi intención teorizar, me había quedado vacía y estaba exaltada frente a la pantalla de mi laptop, de el solo conocía una fotografía, ni sus voz escuche nunca lo que mas me molestaba era su opinión de las causas que dieron al traste con el fin del socialismo como sistema económico- político que según un amigo mio me dijo después que solo existe un modo de producción es el capitalista aunque se declaran socialistas !Oh, my God qué enredo! Lo confieso no soy experta en estas cuestiones pero muchas veces lo parezco y he ahí otro escollo que tenía que vencer y muy segura de mi misma seguí con mi verborrea aprendida allá.
- Los acontecimientos son elocuentes ¿No cree que algo falló? Las doctrinas sociales no tienen que ser generosas, ni el Estado tiene que resolver todos los problemas termina controlandolo todo y la población  termina sometida, convirtiendo al gobierno en una dictadura y aunque asegura que el capitalismo es un sistema  de explotación, de egoístas y crueles monopolios, precisamente es el desarrollo que no se detiene y arrasa para imponerse, por eso cada día muere un venadito a manos de un león ¿no le parece cruel y egoísta que el león quiera alimentarse del ciervito? No podemos detener el desarrollo, la naturaleza es cruel. Lo que me duele que el socialismo solo conduzca a la aniquilación de las riquezas y del ser humano, convirtiéndolo en algo manejable para sus fines de poder y que esas condiciones tan crueles, se convierta en la causa de la huida de ese paraíso terrenal que nos ofrecieron y no lo encontramos nunca… huimos… a como fuera, muchos andamos por el mundo, a mí me resulta muy triste que tantos quisieran huir de la patria, incluyendome a mi.
Mi sesuda lección acerca de uno de los creadores del capitalismo Adam Smith y mi mención de Carlos Marx  me pareció que algo lo conmueve, además ya estaba enamorado y me pregunte cual seria la diferencia entre un marxista-leninista enamorado y un capitalista enamorado.
Seguro lo sabría muy pronto.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.