Soy una copia virtual.

No soy la princesa online que un día saltará desde la pantalla para caminar juntos por las avenidas del tiempo.



Soy una copia virtual de mis sueños escarlatas que solo existen porque tú existes y los has hecho creíbles y me miras desde lejos con un corazón recién comprado en la feria de Google donde el precio lo ponen los buscadores de imágenes perfectas de un nuevo look…Pero no olvides que te estaré esperando e iremos juntos a un lugar donde no exista un final .

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.