¡Cómo te quería!



¡Cómo te quería!
Ni sé por qué te digo estas cosas
me asusté
- ¡Cómo te quería!
Estabas en todas mis cosas.
en mis perfumes.
en mis canciones preferidas,
dentro de todos mis libros,
en la hamburguesa
 y en el retrovisor.

Cuando paseo en las tardes
o voy a tirar la basura
-No vas conmigo,
cuando miro a la luna,
no busco tu sonrisa
clavada en su esquina
ya no creo en esas fruslerías
ni en las musarañas
contigo aprendí

-¿Recuerdas aquella tarde,
mientras me marchaba?
Te envié una sonrisa
desde un email
ni se si lo abriste
te dije, me da igual
te dije mentiras
 Por Dios, si estaba llorando.

¡Sentí un gato!
y te dije adios

Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

❥ Viento negro, luna blanca. Noche de Todos los Santos¨Juan Ramón Jimenez..

Gracias, Oscar Pérez, por ser un hombre del milenio, que nos has demostrado que los avances tecnológicos van mas allá de un selfie