Frida y Diego.





Alguien alguna vez afirmó que el amor es una locura, creo fue nada menos que Nietzsche, quién lo dijo porque tenía que decirlo uno grande con prestigio para tener relevancia y validez, yo solo reafirmo leyendo pasajes de la vida de ambos. Dos grandes pintores del mundo aunque nacieron Frida y Diego, en México, dos grandes artistas y los artistas tienen su cosa y hasta le perdonamos todo porque ellos nos transforman la realidad en sueños.

 No es un secreto la relación tumultuosa llena de infidelidades de la pareja y el amor tan grande que sentían el uno por el otro, no lo ocultan y en los breves textos que encontré, husmeando en sus vidas y en su arte, me tropecé con el amor loco que padecían, más bien me parece enfermizo, llegando a lo morboso, eso creía pero me detuve y me llego el aroma de sus sentimientos y eso no podía engañarme y necesitaba de una palabra , (soy devota a ellas) y se me alumbró la mente... fidelidad y despues busque un adjetivo, eterna y me quedo “fidelidad eterna”. Cosas del amor y del juego de palabras, que bonito.


 Escuchemos a Diego primero:

 "Riendo alegremente, me cogió de la mano y me llevó por toda la casa, que parecía estar vacía, hasta su cuarto. Hizo desfilar ante mí todas sus pinturas. Estas, su cuarto y su chispeante presencia me llenaron de una alegría maravillosa. No lo sabía yo entonces, pero Frida ya se había vuelto lo más importante de mi vida"

 "¿Las mujeres que he amado? Tuve la suerte de amar a la mujer más maravillosa que he conocido. Ella fue la poesía misma y el genio mismo. Desgraciadamente no supe amarla a ella sola, pues he sido siempre incapaz de amar a una sola mujer."

Son muchos los momentos en que habla de ella, solo escribo dos, ella es la protagonista de este breve relato tal vez por sexismo o feminismo que piensen lo que quieran.

 Ahora a Frida:

“Nadie sabrá jamás cómo quiero a Diego. No quiero que nada lo hiera, que nada lo moleste y le quite energía que él necesita para vivir, vivir como a él le dé la gana, Pintar, ver amar, comer, dormir, sentirse solo, sentirse acompañado; pero nunca quisiera que estuviera triste. Si yo tuviera salud quisiera dársela toda, si yo tuviera juventud toda la podría tomar. No soy solamente la madre, soy el embrión. el germen, la primera célula que- en potencia- lo engendró. Soy él desde las más primitivas y más antiguas células, que con el tiempo se volvieron él. Cada momento él es mi niño, mi niño nacido, cada ratito, diario, de mí misma. Afortunadamente las palabras se fueron haciendo. ¿Quién les dio verdad absoluta? Nada hay absoluto, todo se cambia, todo se mueve, todo revoluciona, todo vuela y se va… Diego-principio Diego-constructor Diego-mi niño Diego-pintor Diego-mi amante Diego-mi esposo Diego-mi amigo Diego-mi madre Diego-mi padre Diego-mi hijo Diego = yo Diego-universo.”Frida Kahlo

Imagen

Odette Valero. Canadá. Frida y Diego Retrato Medidas: 22.01 x 14.02 en
Odette Valero. Canadá. Frida y Diego Retrato Medidas: 22.01 x 14.02 en



Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.