Se llamará Betsy.



Bella fotografía, que me hace quedar mirándola por un rato...   como si el entorno y ella se fusionaran y ella siguiera siendo ella aún detrás de la puerta , segura estoy que si la abro, se asustaría y así mismo como con esa expresión mirando a algo, a alguien, me haría tal vez alguna pregunta. Indudablemente a ella le pertenece la plaza, yo soy la intrusa.

 Parece estar consciente que ahí es donde mejor se le ve, como para las modelos las luces,las pasarelas, a ella con su puerta le basta, la soledad y la aridez del lugar, aunque por momentos siento que de algún lugar la trajeron para ponerla ahí, donde tiene que estar, es su sitio, además la expresión de su rostro casi lo grita, !Oh, my god! con un rostro tan amable, no debe gritar y me parece oírla gritar, creo que lo del grito lo añadí, que me disculpe Joshua Kogan, el fotógrafo.
.
Me gusta que ella mira para algo que desconocemos pero podemos  imaginar, porque el artista deja que fluya la fantasía a tu favor, dando muy pocos elementos fotográficos como si existiera un vacío que debes colorear, puerta e imagen, te invitan  aunque pienso que sin las trenzas, el ropaje y lo que lleva en la mano, se aborrascaría el espacio y la historia que me he ido creando, fuera otra.

 Me falta el nombre, bien podría llamarse Betsy, es norteamericana, es más conocí a una que se le parece mucho y se llamaba así,  pensándolo bien estas imagenes de mujeres norteamericanas de una época se repiten y todas deberían de llevar el mismo nombre.
 Se llamará Betsy.

- ¿How are you, how you treat the life, Betsy?



Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.