Me iré despacio un amanecer . Joan Manuel Serrat.



Todo cuaja a la perfección, Cómo se utilizan las palabras al servicio de la melodía,  con una armonía ascendente que le cortaría el aliento a cualquiera- Esta canción debería utilizarse como ejemplo de cómo escribir la canción pop perfecta.

Joan Manuel Serrat, fue tal vez el primer artista internacional que vi en Cuba y no creo que fuera esa la razón para que se convirtiera en mi cantautor preferido.

En el recuerdo para todos mis amigos online.

"Cuando me vaya"

Me iré despacio un amanecer
que el sol vendrá a buscarme temprano.
Me iré desnudo, como llegué.
Lo que me diste cabe en mi mano.

Mientras tú duermes deshilaré
en tuyo y mío lo que fue nuestro
y a golpes de uñas en la pared
dejaré escrito mi último verso.

Y a la grupa
del terral, mi chalupa
de blanca vela peinará el mar.
¿Qué soledad te vendrá a buscar...?
Cuando me vaya.
Cuando me vaya.

Luna tras luna, llamándome
bajarás donde el azul se rompe.
El viento te abrazará de pie
hurgando el vientre del horizonte.

Una sonrisa se esfumará
rozando el borde de los aleros.
Tu boca amarga preguntará
¿...para quién brillan hoy los luceros?

Y las olas
sembrarán caracolas
arena y algas entre tus pies.
Los besarán y se irán después
hacia otra playa.
Cuando me vaya.

Me iré silbando aquella canción
que me cantaba cuando era un crío
un marinero lleno de ron
por si en verano sentía frío.

Me iré despacio y sé que quizás
te evoque triste doblando el faro.
Después la aldea quedará atrás,
después el día será más claro.

Y ese día
dulce melancolía,
has de arrugarte junto al hogar.
Sin una astilla para quemar.
Cuando me vaya.
Cuando me vaya.




Joan Manuel Serrat es un músico español, compositor e intérprete. Se le considera una de las figuras más importantes de la música moderna, popular, tanto en las lenguas española y catalana. Nacido : 27 de de diciembre de, 1943 (72 años), Barcelona, España


Comentarios

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Del jardín de las delicias.