Creo.


Creo en mí sobre todas las cosas
en el bien y en el mal
en Freud, en Mickey Mouse
y en  Mark Zuckerberg,
 en mis fantasías y en mis delirios
en el lenguaje del arte
y en sus misterios
Creo en el país de las maravillas,
en la lámpara de Aladino.
 en la sabiduría del gato
 en el Principito
en Nietzsche y en wall Street.

Creo en la vida todopoderosa
en su creador y en el comportamiento
 de los hombres y mujeres
de buena voluntad
en la creación de riquezas
 en los inventos y tecnologías
en el pensamiento cristiano:
"por sus frutos los conoceréis"

Creo en la llegada de un nuevo dia
en los atardeceres
en la lluvia
en el sol y los astros
en los dioses que me invento
y en los muertos.

Creo en los miedos y en los fantasmas,
en las noches cuando la luna se esconde.
Creo en la magia de las palabras,
en el color de las sonrisas
 en los secretos de los santos
 y la sangre de los mártires

 Creo en el amor de los padres,
en las mentiras de los niños
en el perfume de las rosas.
 en el rumor del mar.
en el bien y en el mal
y en la vida y en la muerte.

 Creo en el llanto de los hombres,
en el silencio de los que sufren
y en la risa de los hambrientos

Pero no creo en el perdón de los pecados,
ni en el pecado de la carne
ni en la verdad cuando miente
ni en los oportunistas, ni depredadores´
ni en los caciques, ni en los populistas,
ni en los ladrones y abusadores
ni en los que crean falsos valores
ni en los verdugos, ni en mezquinos oradores






Comentarios

Entradas Populares

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

Giniteando vs. Jineteando. Segunda Parte. “En casa de Chucho en Centro Habana.

Entrevista a un artista plástico y su visión con el lente donde se habla de todo menos de fotografía.

El titulo es sugestivo: Lucían Freud, los pliegues de la carne. Una aproximación al retrato psicológico. Comentando…

Dos pintoras, dos desnudos masculinos: Tatiana Inguanzo y Fanny Coronel.