domingo, agosto 05, 2018

¿La primera feminista de la historia o fue la desobediente Eva? Piense en voz alta.


Retrato de Safo, Palazzo Massimo alle Terme, Roma.
Foto por Paolo Monti, 1969.


Safo es la artista más antigua que recuerda la cultura occidental y Platón, el filósofo de toda la civilización griega, la llamó la “décima musa” y  ha sido recordada con esta calificación del reconocido filósofo e historiador.

"Oda a Afrodita", la poetisa, la mujer, pide a la diosa que le regale los favores de sus amantes. Atrevida, y se convierta en su confidente, que interceda cuando el sentimiento amoroso se apodera de su mente hasta el arrebato que significa amar.

Un poema, renovador y valiente para su época y aunque ciertos sectores  no lo ven con buenos ojos, no basta para acallarla y Safo es admitida como lo que llamaríamos hoy, una celebridad en la vida de los griegos. Se convierte en una inspiradora para las mujeres y es considerada como una de las mujeres más importantes de la Grecia Clásica, tanto como Aristóteles, Platón o Pericles.

 "Oda a Afrodita."

“Sentada en el trono del Arco Iris
  pérfida Reina de la Belleza,
  te lo suplicó,
 no dispongas para mí las trampas
 de tu decaimiento, de tu tormento.
 Escucha, clemente, mi oración,
 como lo hiciste aquella vez,
 en la que, para atender mi suplica,
 seguiste la ruta de los astros
 sobre tu hermoso carro”.

Y,
otro poema de la autora:

Me parece que es igual a los dioses
el hombre aquel que frente a ti se sienta,
y a tu lado absorto escucha mientras
dulcemente hablas y encantadora sonríes. Lo que a mí
el corazón en el pecho me arrebata;
apenas te miro y entonces no puedo
decir ya palabra
Al punto se me espesa la lengua
y, de pronto, un sutil fuego me corre
bajo la piel, por mis ojos nada veo,
os oídos me zumban,
me invade un frío sudor y toda entera
me estremezco, más que la hierba pálida
estoy, y apenas distante de la muerte
me siento, infeliz.

Y
Safo se convierte en educadora.

 Rompe convencionalismos y ahora es su propia imagen, segura de sí misma, seductora  y constructora de su destino y de su entorno..

 En sus poemas los conflictos bélicas de su época no aparecen, va de lo cotidiano a íntimas conversaciones con su madre, con su hija, el amor, la belleza, el bien con una gran naturalidad. Habla con la diosa del amor y la belleza y desbordan todas sus emociones, cómo se siente, y le pide ayuda para que la guíe.

Escribió sobre temas morales que la poesía masculina no abordaba  y sobre todo, la forma de sentir, su mundo interior, no guarda secretos, una la nueva etapa en su momento histórico, se anuncia en la forma de hacer versos de las féminas.

 No deja fuera las cosas cotidianas de la vida de las mujeres, y las  exaltó con bellas imágenes poéticas para que la mujer fuese valorada, daba importancia de su papel en la sociedad, quería mostrar su visión del mundo, cómo lo  sentía y cómo lo percibía..
 La mujer debía entrar a su interior, descubrir su intimidad, reconocerse en su grandeza, en su ternura, en su pureza, en su generosidad, en su dedicación, en su perseverancia, en su capacidad de entrega por lo que ama, sin perder la valentía, la fuerza, la capacidad de resistencia, de lucha que también la adornan.

Safo, tal vez la primera mujer del mundo occidental que nos instó a confrontar nuestros valores sagrados dentro de la sociedad de su época, aplicable a todas las que vendrían y las demandas seguirán siendo las mismas.

Debo destacar que en la Antigua Grecia, la mujer tenía los mismos derechos que el hombre, salvo en Atenas donde se les negaba la educación eran consideradas amas de casa, cuidar de los hijos y atender labores domésticas dentro del hogar., La poetisa profundiza en el yo interno de las mujeres y, que sus sentimientos, sus relaciones se respetarán para resaltar valores inherentes a las condiciones de sus vidas en el hogar y dentro de la sociedad.

Consintió el amor entre personas del mismo sexo, entre las mujeres y los hombres y no solo esto, lo sintió, lo sufrió en carne propia y en sus versos refleja el dolor que siente la amante cuando es abandonada, muy a nuestro tiempo donde se admiten las relaciones homosexuales, cosa que los antiguos vieron con bastante indulgencia, hasta la llegada del cristianismo y sus ideas pecaminosas acerca del sexo, ya sabemos las consecuencias que hemos pagado los occidentales al admitir el catolicismo y todas sus barbaridades, crímenes y abusos, al reprimir el sexo nace la pedofilia, un mal que nos afecta muy duro en la sociedad contemporánea.

En el año 1073, el Papa Gregorio VII ordenó quemar todos los manuscritos con los poemas sáficos, considerados inmorales y pecaminosos, con lo que se perdió para siempre una parte muy importante de su obra poética y sus predicas. la Iglesia con su ortodoxia intolerante ha impedido que llegara la labor, el legado de esta poetisa del sentimiento y de la intimidad.

Más versos:

Amor, que pecho mío
 continuamente agita,
 es dulce y es impío,
 y es más que una avecita
volátil y ligera.
 ¡Ay! De su dardo fiero,
 ¿Quién consiguió victoria?
 Renueva, amada mía,
 renueva la memoria
 de cuando Atis ardía,
 tu dulce amor odiaba
 y a Andromeda estimaba.
 Desciende Venus bella,
 y en las doradas copas
 con el suave néctar,
 mezcla purpúreas rosas,
 y a mis dulces amigos
 que tu deidad adoran
 con divinal bebida
 inspira y alboroza.


https://www.nuevatribuna.es/articulo/cultura---ocio/safo-de-lesbos-la-censurada/20120105175929068692.html

1 comentario:

  1. El articulo resulta muy interesante, tratándose de la primera poetisa griega que alcanzo fama y poder dentro de la sociedad donde alcanzo mucha influencia entre las mujeres de su época,

    ResponderEliminar

♥ Entrada destacada

Imagina:

 Imagina: un gran escenario del gran teatro del mundo.  Imagina:  que eres una asombrada espectadora escondida entre bambalinas  s...