Ir al contenido principal

La Habana en mis recuerdos.



Que bella se ve La Habana en ese amasijo multicolor de acuarelas y de tenues luces que se filtran por los viejos y desdentados vitrales, de los medio puntos desvencijados por las lluvias para dejar pasar las naranjas, los verdes, rosas, azules y amarillos en una acuarela que nos regala desde balcones, patios y calles, todo mezclado. 

Los más variados estilos del que se enamoran los que la visitan y sus hijos no pueden escapar del embrujo porque la Habana se quedó quieta, en un eclecticismo que descubrimos en las caminatas por la ciudad .


Catedral de La Habana Vieja
Ahí está el art nouveau con sus suaves relieves cual tejidos de cerámica y sus balcones coquetones; no puede faltar el barroco de Indias habanero sin grandes oropeles donde los contrates se pierden de tanto manosearlos con la mirada acostumbrada al paisaje casi no lo advierte pero lo sabe ahí y lo mira de refilón y sigue su camino por las empedradas calles de La Habana Vieja; el art deco.

Ya las luces no son faroles en las esquinas, un neón quejumbroso se ha adueñado de la ciudad semi oscura que incita a los amantes al placer de los besos que se esconden en los callejones y en las esquinas en una ciudad semi abandonada que los acoge y acaricia aunque ya se apagaron los cañones olvidados y las luces de neón casi no alumbran, los piratas se fueron en sus bergantines que antes adornaban los mares, ahora regresan por nuevos tesoros, por nuevos amores y la Habana los cobija, San Cristóbal, su santo que la protege, sabe de marinos y amantes.



No importa la voracidad del tiempo ni el abandono, nos sonríe coqueta y rumbosa, nos pide un beso como la mujer que recibe a su hombre, quiere volver a ser la reina del Caribe con sus estampas intimas nos hace recordar a los habaneros ausentes, desde sus patios andaluces y detrás de las columnas una Penélope habanera nos espera contando las olas del mar, nos envuelve en guiños mimosos y desde su sonrisa aterciopelada nos regala una flor.

Mi querida Habana tengo una cita contigo en la vieja ceiba y con mis mundos mágicos volveré por ti, te contaré que es muy duro deambular, que es duro estar lejos de casa.

georgina miguez lima ©.



Comentarios

  1. Algún día espero regresar a ésa Habana de nuestros sueños....La Habana hoy está dormida, ya despertará mañana...Gracias Gini por traernos un pedacito de ella. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Giniteando vs Jineteando. Primera Parte.

“ Eres precisa en el ritmo, exacta en el gemido, 
dócil a las maneras del amor.” Jaime Sabines.

A propósito del nombre de mi blog, del que he hablado poco y es una deuda con mis lectores, tal vez sea un fallo de mi parte o simplemente porque esta palabra para nosotros los cubanos, tiene un significado muy especial y ¿Por qué no decirlo? Porque nos duele, si duele hablar del tema, aunque en mi caso, que he sido testigo de los acontecimientos insólitos de nuestro país, un poco que, si bien, no voy a justificar la prostitución, voy a tratar de hablar de las jineteras y jineteros sin pasarles la cuenta por la crudeza de la historia que les tocó representar y toda la carga ética y de valores que ello representa, quiero ser indulgente porque de alguna manera somos víctimas y no victimarios y dejaré que el tiempo en complicidad con la Historia se ocupe de tema, demasiado inmediato para mí, no es historia, aún sigue siendo noticia. Así que vuelvo a mi Habana querida desde donde me siento en mi b…

Mañana será el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO, no había otra cosa que le gustara más que una celebración.

Mañana será su cumpleaños, el cumpleaños de mi padre JESUS MIGUEZ OTERO (3 de Mayo) no había otra cosa que le gustara más que una celebración, por suerte siempre lo hacíamos, aun en los momentos CUMBRES de la dictadura que comprar un kake era cosas de sabios y astutos merolicos, muchas veces lo hicimos, reuníamos los huevos y la harina y ahí su torta con unas cuantas velitas, eran muchas, siempre me parecieron muchas, por que será que a los padres les ponemos más años de los que tienen...



 El tenía muchos, se los trajo de España, pensándolo bien siempre sus cosas me traian un olor especial que venía desde muy lejos, para mi España en aquella época estaba en el otro mundo, eso oía decir y me aterraba, hasta preguntar me daba miedo¿Cómo era eso del otro mundo? Seguro estaba muy lejos y nunca podría visitar ese lugar de donde salió mi padre para América.


 Era una niña, entonces, ahora ya no y aunque conocí el lugar, me gustaría seguir pensando que está bien lejos, que hay muchas uvas y …

Todos somos Venezuela. Vida, Libertad y Justicia.

¿Qué habrá pasado con las palabras ternura, respeto, comprensión, verdad, libertad, justicia, fidelidad, hermandad y tantas otras que se emplean a diario por seres desleales a la vida?
No digo amor, creo que la han envilecido y deformado mucho de tanto usarla esos desalmados es cierto que las palabras adquieren su verdadero significado en el discurso, en el contexto y añadiría y en boca de quienes las esgrimen.


Cuando alguien mata a un semejante en nombre del amor a una religión, a un dios, inspirados en fanatismos, en  mitos falsos, esos vocablos pierden el carácter morfológico de sus orígenes y adquieren otros que son antónimos, sus contrarios son recursos del lenguaje para que la comunicación se realice y todos podamos adueñarnos de sus reales contenidos, por algo la palabra es el milagro más grande que nos hace humanos, ese poder de establecer nexos entre los hombres nos convirtió en dueños de la vida, del planeta, del cosmos.
Pongamos ejemplos, en boca de tiranos que matan, dest…